España

Rajoy responderá a Mas que su consulta no entra en la Constitución

  • De Guindos dice que "somos más fuertes todos unidos que separados" y el PSC pide a PP y PSOE negociar un "nuevo estatus" para Cataluña.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, responderá en las próximas 48 horas a la carta que le envió el pasado julio el presidente de la Generalitat, Artur Mas, pidiendo la celebración de una consulta en Cataluña y mantendrá el diálogo con esta comunidad dentro del marco constitucional. "Ese referéndum no entra dentro del marco de lo que prevé nuestra Constitución", manifestó la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Así, previsiblemente, se lo transmitirá Rajoy a Mas, que le pidió en su carta la autorización de la consulta. El Ejecutivo "mantiene la misma posición que ha venido reiterando", dijo Saenz de Santamaría, que la resumió en "cumplir y hacer cumplir la Constitución". Diálogo con Cataluña, sí, como con el resto de las regiones españolas y "siempre dentro de las leyes", señaló.

El anuncio de la vicepresidenta ha venido reforzado por el mensaje que, desde Vilna (Lituania), donde se reúne el Eurogrupo, ha emitido el ministro español de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, quien ha dicho que "somos más fuertes todos unidos que separados" al ser preguntado sobre la actualidad de Cataluña. Por su parte, el PSC ha hecho un llamamiento para que los dos grandes partidos españoles, PSOE y PP, acuerden un "nuevo estatus" para Cataluña, mientras que el PPC ha limitado las posibilidades de negociación entre Estado y Generalitat en la financiación, excluyendo la consulta de autodeterminación.

Las llamadas al diálogo tras la cadena humana independentista de la Diada se han repetido desde el Gobierno y desde el PP, aunque siempre dentro de la legalidad constitucional y sin mostrar predisposición "a abrir vías" para celebrar una consulta en Cataluña, como pidió el presidente de la Generalitat. En esta línea, la presidenta del PPC, Alícia Sánchez-Camacho, ha dicho que la consulta que plantea Mas es "ilegal" y ha instado al presidente catalán a dirigir su demanda soberanista al Congreso de los Diputados para, en todo caso, modificar las leyes a tal efecto. Sánchez-Camacho ha remarcado que existe por parte del Gobierno "voluntad de diálogo para escuchar", pero "si Mas quiere hablar de consulta, Rajoy le responderá que en el actual marco jurídico es ilegal".

Por su parte, el primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha reclamado al PP y al PSOE un "nuevo" estatus para Cataluña, con una negociación "sincera y leal", y ha hecho un llamamiento para poner fecha al inicio de las negociaciones, antes que a la consulta. "No sirve que las partes se enroquen. Que el Gobierno se enroque en la Constitución cuando ésta debe dar respuesta al problema, y tampoco sirve que el Gobierno catalán se enroque diciendo que la otra parte no escucha", ha dicho Navarro en un discurso ante el grupo parlamentario del PSC en la Cámara catalana.

El secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, ha negado que exista una negociación entre el Gobierno y la Generalitat por la consulta soberanista, a través de su carta web semanal escrita desde Panamá, donde se encuentra en viaje de trabajo. "No hay todavía ninguna negociación, y menos sobre el contenido de la pregunta o sobre si debe ser una o varias. Todo está por hacer y no será fácil hacerlo", ha asegurado Duran, quien ha remarcado: "No soy fatalista, pero tampoco optimista ante los resultados de un posible y necesario diálogo". Asimismo Duran ha hecho un llamamiento a no "dividir" Cataluña en función del "horizonte nacional de cada uno" ni entre "buenos y malos".

El presidente de Ciutadans (C's), Albert Rivera, ha pedido a Gobierno y oposición "un plan" que incluya una serie de reformas estructurales en diversos ámbitos para sacar a España de la actual situación de "debilidad" porque, ha afirmado, "cuando un país tiene problemas hay que arreglarlo, no romperlo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios