fútbol CD Gerena - Xerez CD (1-0) · CD Guadalcacín - Algeciras (2-3)

España

El alcalde de Guernica carga contra la Ertzaintza e Interior la defiende

  • Polémica por la actuación de la Policía vasca al impedir una marcha prohibida durante las fiestas de la localidad vizcaína

El alcalde de Guernica, José Mari Gorroño (EA), afirmó ayer que la actuación de la Ertzaintza en el municipio, donde el domingo disolvió una marcha por los presos de ETA que estaba prohibida por la Audiencia Nacional, creó "alarma social" y puso "en riesgo" a ciudadanos pacíficos.

La Ertzaintza disolvió la marcha y los manifestantes comenzaron a lanzar objetos a los agentes de la Policía autonómica y a quemar varios contenedores.

La Policía vasca detuvo a cuatro personas, que fueron acusadas de un delito de terrorismo, quebrantamiento de orden judicial y desórdenes públicos, y que fueron posteriormente puestas en libertad con la obligación de personarse cuando sean requeridos ante la autoridad judicial.

Gorroño recordó que, ante la resolución de la Audiencia Nacional, el Ayuntamiento había hecho un llamamiento a la "responsabilidad" de todas las partes para que "las fiestas transcurrieran de forma normalizada, sin alterar la convivencia" y que no hubiera "consecuencias de ningún tipo". El alcalde denunció que haya habido quien ha hecho "caso omiso" de este llamamiento, pero, a su vez, también manifestó su disconformidad con la actuación de la Ertzaintza. "Hay que hacer solamente una encuesta en la población de Guernica que no comulga con ese sector que convoca esas manifestaciones, sino el conjunto de la población. La gente está muy afectada porque consideran y nosotros consideramos un exceso la actuación", señaló.

Gorroño indicó que, en el lugar donde actuó la Ertzaintza, había "muchos cientos de personas, desde niños recién nacidos a abuelos". "El día de ayer es un día donde hay casi 5.000 personas comiendo en la calle en Guernica", aseguró. El alcalde de la localidad vizcaína cree que "no era el sitio adecuado" para actuar porque había "mucha gente" que se encontraba sentada en la zona y añadió que la actuación creo "alarma social" y se "puso en riesgo" a ciudadanos "pacíficos" que "no tenían nada que ver" con los incidentes. Por ello, pidió a la Ertzaintza que "no se repita".

Gorroño manifestó que están "sufriendo por todos los lados", ya que, por parte de la izquierda abertzale "injustificadamente", les "llamó de todo" en la balconada del Ayuntamiento y "algunos les intentaron pegar".

El Departamento de Interior del Gobierno vasco defendió la actuación de la Ertzaintza y aseguró que se limitó a "aplicar la Ley", por lo que rechazó que se le "culpabilice" de los incidentes. "La responsabilidad es de quienes utilizan las fiestas y las grandes concentraciones ciudadanas en las fiestas para incumplir la ley", agregaron fuentes de la consejería a Europa Press.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios