Pasarela

Trump empieza a recular

  • El presidente electo de EEUU mantendrá parte de la reforma sanitaria de Obama en lugar de reemplazarla con una nueva ley

Protesta contra la elección de Donald Trump en Oakland. Protesta contra la elección de Donald Trump en Oakland.

Protesta contra la elección de Donald Trump en Oakland. / EFE

La elección de Donald Trump ha supuesto un duro revés para el presidente de EEUU, Barack Obama, que podría ver cómo su sucesor desmonta las piedras angulares de su legado, como la reforma sanitaria, la apertura a Cuba, el acuerdo nuclear con Irán o las regulaciones contra el cambio climático, aunque ya muestra síntomas de que la demolición no será total.

El presidente electo ha prometido dar marcha atrás a todas esas medidas a lo largo de su campaña pero, según expertos consultados por Efe, cumplir esas promesas no es tan fácil como parece y requerirá además un capital político que Trump podría preferir dedicar a desarrollar su propio programa republicano de Gobierno.

Así, Trump mantendrá al menos dos partes de la reforma sanitaria de Obama, según aseguró en una entrevista publicada ayer por el diario Wall Street Journal.

Tras reunirse el jueves con Obama para preparar la transferencia de poder que culminará el 20 de enero, Trump aseguró que se inclina por mantener la provisión que obliga asegurar a personas con enfermedades prexistentes y a extender la cobertura sanitaria de un adulto a sus hijos hasta los 26 años.

En la entrevista, la primera concedida a un medio desde su victoria ante la demócrata Hillary Clinton, Trump dijo que sus prioridades nada más llegar a la Casa Blanca serán "sanidad, empleo, control fronterizo y reforma fiscal".

Trump, que durante la campaña abogó por reemplazar la reforma sanitaria de Obama con una ley nueva, dijo que tras conversar con el presidente saliente, éste le sugirió mantener ciertos elementos. "Le dije que lo examinaría porque lo respeto", indicó en la entrevista, realizada en la Torre Trump de Nueva York, y en la que dijo que podría solo "enmendar" la reforma sanitaria, aprobada en 2010.

Trump aseguró que se centrará también en promover reformas que promuevan la concesión de créditos por parte de los bancos y estudiará aranceles para las empresas que externalicen su producción al extranjero con el objetivo de preservar el empleo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios