Jerez

Hosteleros critican que deban medir el nivel de ruido para renovar terrazas

  • Horeca cifra en unos 600 euros el precio de la inspección obligatoria que deberá ser realizada por un técnico especializado

Ambiente nocturno en una terraza de la céntrica plaza Plateros. Ambiente nocturno en una terraza de la céntrica plaza Plateros.

Ambiente nocturno en una terraza de la céntrica plaza Plateros. / Pascual

Dos reuniones han mantenido con el Ayuntamiento las asociaciones comerciales de la ciudad y la federación hostelera Horeca en torno a la nueva regulación de las terrazas de los bares de la ciudad. De momento no hay acercamiento ya que hay un punto que en estos momentos se erige como insalvable. Según han informado a este medio fuentes de la patronal Horeca, el Ayuntamiento pretende cambiar las normas que hasta el momento regían la renovación de la licencia de terrazas, la cual se realiza de forma anual tal y como es ya tradición. Las intenciones del Ayuntamiento pasan porque junto a los habituales requisitos se una una medición de ruidos a cargo de un perito, lo que supondría un desembolso de unos 600 euros de media para el hostelero. Hasta el momento se solicitaba, principalmente, un plano de la terraza que viniera a demostrar que los veladores no se salían de la fachada del negocio así como que se respetaba el paso de los peatones por la zona, el cual está establecido en la actualidad en 1,80 metros de ancho.

Según apunta Antonio de María, presidente de Horeca, “este asunto se sale de todo lo lógico ya que es sencillamente imposible saber qué volumen de ruidos puede tener un negocio a diario”. Señala que “desde el Ayuntamiento nos señalan que hay una serie de nuevas herramientas que pueden calcular dichos ruidos extrapolando los resultados”, algo que no convence ni mucho menos a Horeca. “De otro lado se encuentra el hecho de que dicha peritación deba ser realizada por un técnico, lo que supondría según hemos calculado un gasto mínimo de 600 euros por negocio y año”. Igualmente, se critica que “el ruido en las terrazas de los establecimientos hosteleros depende de muchísimos factores, tales como la época del año en la que se realicen, la hora en la que se tomen así como si se realizan en días entre semana o en fin de semana”.

Otro de los asuntos en los que los hosteleros hacen especial hincapié es en el hecho de que “si los problemas de ruido se producen en el interior del local el propietario dispone de herramientas necesarias para solucionarlo”. Se refiere a ampliar la insonorización del local, colocar puertas especiales y dobles accesos entre otros. Pero si el problema se produce fuera el problema es difícilmente atajable.

Desde Horeca, señala Antonio de María, se considera que el intento de implantación de esta nueva reglamentación a la hora de renovar la licencia de las terrazas es inasumible. “Esto no puede ser”, destaca De María quien añade que “la mejor solución para este caso sería realizar una declaración responsable por parte de los propietarios al respecto de estas intenciones municipales”.

Según declararon hosteleros a este medio, en las zonas del extrarradio “los problemas serán mínimos pues en pocos lugares se puede alcanzar una concentración suficiente de personas para causar problemas al vecindario. Donde el problema puede ser más grave en caso de que se implante esta norma es en los negocios del centro de Jerez”. A todo lo expuesto se une, lógicamente, el hecho de que un gasto extra de 600 euros anuales viene a castigar seriamente la economía de los bares y restaurantes más modestos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios