Jerez

La Inmaculada Concepción cerró un fin de semana intenso en actividad cofrade

  • La novedad este año fue la hermandad de la Vera Cruz que cambió la habitual cita cuaresmal de besamanos a Nuestra Señora de las Lágrimas por la festividad del ocho de diciembre.

La festividad de la Inmaculada Concepción tuvo ayer en Jerez diferentes puntos de atención para el mundo cofrade local con varias convocatorias de cultos y actos. Además de las celebraciones eucarísticas convocadas, la más importante en la Catedral oficiada por monseñor Mazuelos, varias hermandades eligieron la jornada inmaculista para exponer en ceremonia de besamanos a sus titulares marianas. La novedad este año fue la hermandad de la Vera Cruz que cambió la habitual cita cuaresmal de besamanos a Nuestra Señora de las Lágrimas por la festividad del ocho de diciembre. Sin perder el acto el aire de solemnidad y recogimiento con la que esta cofradía lo convoca, en él se vieron, como elementos de la decoración del besamanos, los faroles que pertenecieron a Los Dolores de San Vicente de Sevilla adquiridos y restaurados por la hermandad, como se observa en la foto superior.

También estuvo La Concepción Coronada, sobre estas líneas a la derecha, como es tradicional en esta solemnidad, culminando al mismo tiempo el ciclo que ha celebrado el décimo aniversario de su coronación canónica.

Para esta hermandad, la jornada empezó temprano con un rosario de la aurora con la imagen. También en San Marcos estuvo de besamanos Santa María de la Paz y Concordia en un montaje de exquisito gusto, que reproducimos sobre estas líneas a la izquierda. Y finalmente, la nueva Dolorosa de la hermandad de La Sed, Nuestra Señora del Amparo, fue expuesta en besamanos en su primer acto de culto público que protagoniza tras su bendición que tuvo lugar el pasado sábado. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios