Jerez

La Junta pide un esfuerzo al regadío de la zona para ser más competitivos

  • Anima a los comuneros del Guadalete-Barbate a seguir modernizando las infraestructuras y las explotaciones

En el nuevo marco de las políticas europeas en materia agrícola y medioambiental, el futuro del regadío pasa por la coordinación de las políticas de gestión del agua con las políticas agrarias a fin de garantizar la sostenibilidad de los recursos y espacios naturales y la protección del medioambiente y la biodiversidad. En este contexto, la Consejería de Agricultura reunió ayer en Jerez a regantes de las cuencas del Guadalete-Barbate, que engloban a una veintena de comunidades y a 11.200 comuneros, para animarles a seguir invirtiendo en la modernización del regadío, esfuerzo encaminado a fomentar el ahorro y mejorar la eficiencia en el uso del agua, dos de los objetivos prioritarios de los planes andaluces para el regadío.

Desde la puesta en marcha de los Planes de Desarrollo Rural (PDR) en Andalucía, la Junta ha subvencionado en la provincia cerca de 75 millones de euros para la transformación en regadío de 10.000 hectáreas y la modernización de otras 42.000 hectáreas, explica la Consejería en un comunicado.

Sin embargo, los responsables de la Junta trasladaron a los regantes presentes en la reunión de ayer que pese a los avances registrados, la provincia tiene aún un largo camino por recorrer en este apartado para lograr una agricultura más sostenible y más competitiva.

Los programas andaluces de modernización del regadío persiguen la mejora tanto del respeto al medio ambiente como de las rentas agrarias, para lo que los responsables de la Consejería de Agricultura recordaron ayer a los regantes la oportunidad que supone el nuevo Plan de Desarrollo Rural y las líneas de ayudas que existen a su disposición, señala la nota informativa.

El comunicado se hace eco igualmente de algunos de los principales datos de la zona regable del Guadalete, que según la Consejería de Agricultura, aporta el 66% de la producción final agraria de la provincia (340 millones de euros) pese a representar sólo el 20% de su superficie útil.

Las cuencas del Guadalete-Barbate abarcan algo más de 50.000 hectáreas de riego -51.500- en las que los cultivos principales son los industriales y extensivos (remolacha, algodón, girasol y maíz), seguidos del arroz, las hortícolas, los cultivos de invernadero y, finalmente, cítricos y frutales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios