Jerez

Lunes de Rocío, lunes de añoranza y esperanza

  • Segundo Lunes de Pentecostés con la aldea huérfana de procesión de la Virgen del Rocío

Lunes de Pentecostés en el Rocío sin la Virgen

Esta mañana no despuntaban en el rostro de la Patrona de Almonte los rayos del sol por segundo año consecutivo. Solo el sonido de las golondrinas y el chorro de agua del "Pocito de la Virgen" te llevaban al recuerdo de esa estampa.

La Virgen no llenará de gentío la esplanada, no pasó por la primera Hermandad, la de Huevar, cuando inicia el recorrido oficial.

No llegará a Coria, ni a Triana, tampoco a Sanlúcar. No entró, casi, en la casa de las camaristas. Ni siquiera pasará por Huelva antes de desembocar en 'El Acebuchal' para recibir a los Simpecados de tantas hermandades.

Nada de nada de esto está ocurriendo este Lunes de Rocío nuevamente atípico pero lleno de esperanza. La Virgen no enfila la calle Almonte para visitar a Jerez. Este año vuelve a estar ausente en la calle mas estrecha encarando la recta final y despedirse de la Hermandad de Moguer antes de culminar su recorrido visitando Almonte. Pero la Virgen, el Rocío de Esperanza, sí está.

La Virgen del Rocío se queda en Almonte por segundo año consecutivo

Está en la parroquia de la Asunción en la Villa de Almonte. Preciosa, engalanada y nada más abrir la puerta de la Iglesia las ocho en punto allí estaba ya un buen número de fieles esperando con las alforjas llenas de peticiones y gracias. Llenos de esperanza para que pronto volvamos a ver pasar sobre sus andas a la Reina de las Marismas y escuchar el silencio del murmullo que se forma debajo de su manto y media luna en esa lucha por llevar en los costeros a la Blanca Paloma.

¡Viva la Madre de Dios! ¡Que Viva la Virgen del Rocío!

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios