Jerez

El PP pide al SAS un plan de choque para el hospital durante el verano

  • El centro cierra a partir de hoy quirófanos y unas 70 camas, en medio de las críticas de los populares, que advierten del aumento de la población que se produce en el área sanitaria en estos meses

Coincidiendo con los cierres de quirófanos y de alrededor de 70 camas que se inician en el hospital a partir de hoy, el PP pidió ayer al Servicio Andaluz de Salud (SAS) que acometa un plan de choque en el centro sanitario durante este verano y paralice su decisión de inhabilitar camas "dadas las carencias que ya existen actualmente". La portavoz del grupo municipal popular, María José García-Pelayo, volvió a criticar la política de la Consejería de Salud por la pérdida de camas que se produce en la época estival, cuando en estos meses la población que atiende el hospital de Jerez se incrementa con los veraneantes de su área de influencia. Recordó además que durante agosto las consultas de especialidades estarán cerradas, "lo que conllevará un grave déficit en la atención sanitaria" y volvió a incidir en el aumento que se producirá en las listas de espera por los quirófanos que dejarán de funcionar. "Y a todo ello tenemos que añadir la fuga de médicos en el servicio de Urgencias que se va a producir tras el verano. Nosotros creemos que al personal sanitario hay que mimarlo, pero resulta que aquí se marchan a otras comunidades o incluso a otros países".

Pelayo denunció, además, el secretismo que existe en el SAS respecto a las listas de espera, y lamentó que en la página de la Consejería de Salud se sigan publicando las que existían a fecha de julio de 2007, por lo que no se han actualizado en un año. "Esto es una tomadura de pelo a los usuarios del SAS", subrayó, anunciando la presentación por parte del PP de una proposición de ley en el Parlamento sobre el derecho de tiempos máximos de respuesta. Aunque en estos momentos existe un decreto de tiempos máximos, la popular sostuvo que un derecho como es el de la salud sólo puede garantizarse debidamente a través de una ley y no de un decreto. La proposición de ley del PP cuenta con 11 artículos, una disposición adicional y tres transitorias y diferencia tres tipos de procedimientos: operaciones quirúrgicas, primera consulta de especialidades y pruebas diagnósticas. En el decreto actual, el SAS establece un tiempo máximo de espera de 180 días para intervenciones quirúrgicas, plazo que el PP rebaja en su proposición de ley a 60 días. En cuanto a las consultas de especialidades y pruebas diagnósticas, el plazo máximo de espera establecido es de 60 días, mientras que el PP propone acortarlo a 15 días en el caso de las consultas y a diez para las pruebas diagnósticas.

Al mismo tiempo el PP contempla en su iniciativa la creación de dos registros: uno de operaciones pendientes y otro de consultas y pruebas diagnósticas y la formación de comités técnicos integrados por profesionales de los centros sanitarios, que controlen la organización de las listas de espera. "También queremos que se garantice la información al ciudadano sobre la situación de estas listas, porque en estos momentos un paciente no puede saber si está o no en las mismas y en qué orden". Por último, según la propuesta del PP, si se supera el plazo de espera establecido, el usuario tendrá derecho a ser atendido en un centro privado, previamente autorizado por el SAS y a que le sean devueltos los gastos que ello le origine.

Los populares han pedido además que en el primer trimestre de cada año, el SAS presente al Parlamento un informe sobre listas de espera, en aras de la transparencia y "para que el Parlamento puede valorar la eficacia en la gestión del SAS".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios