Jerez

Policía Local hará hasta el domingo más de 500 pruebas de alcoholemia

  • Las realiza en turnos de mañana, tarde y noche y se enmarcan dentro de la campaña de la DGT

Imagen de un control dispuesto el pasado lunes en la avenida de la Paz.

Imagen de un control dispuesto el pasado lunes en la avenida de la Paz. / vanesa lobo

La Policía Local de Jerez realizará a lo largo de la semana en curso y hasta el próximo domingo más de 500 pruebas de alcoholemia por toda la ciudad. De esta forma, el cuerpo policial local colabora con la Dirección General de Tráfico (DGT) y su campaña de sensibilización sobre la prevención de conductas delictivas como son consumir bebidas alcohólicas o drogas (o ambas) y acto seguido ponerse al volante. Durante dicha campaña, en todas las grandes vías españolas (autovías de la Red Nacional de Carreteras) se han podido leer en las pantallas lemas tales como "al volante ni una gota de alcohol" y "Con drogas no controlas".

Las pruebas de alcoholemia, según ha podido saber este medio, comenzaron a realizarse el pasado lunes en los tres turnos en que trabaja la plantilla, es decir en el de mañana, en el de tarde y en el de noche.

En cada uno de ellos se realizan aproximadamente unas 30 pruebas. Fuentes de la Policía Local de la ciudad destacaron a este medio que la labor a este respecto es muy "relativa" ya que si surge un ilícito penal por consumo de alcohol (por encima de 0,65 miligramos por litro de aire espirado) los agentes deben instruir el atestado contra el conductor que en a partir de ese momento queda detenido y es trasladado a dependencias policiales. "Entonces el control queda paralizado en muchas ocasiones si no cuenta con agentes suficientes". Igualmente, ante cualquier suceso grave que se produzca en la ciudad y que necesite de agentes se tira precisamente de los policías que están en el control, el cual o se suspende o se realiza más tarde en una nueva ubicación.

Si algo ha caracterizado a los controles ha sido su gran tamaño. No en vano, si a mediodía del pasado lunes se instaló uno en la avenida de la Paz, donde un agente seleccionaba a los conductores que debían someterse a las pruebas, el martes le tocó el turno a la avenida del Colesterol, en un control que quedó establecido en el tramo comprendido entre la glorieta del cementerio y Montesierra. Ayer mismo se volvió a montar otro control sorpresa en el turno de mañana. En esta ocasión la localización fue en la avenida de la Feria, en el tramo comprendido entre la Glorieta de los Caballitos y el botellódromo del González Hontoria.

Según informó a los medios la Dirección General de Tráfico, la nueva campaña pone el foco en el consumo de alcohol y drogas al volante y lo hace basándose en datos como los siguientes: en 2016 más de 100.000 conductores dieron positivo en los controles de alcohol y otras drogas y se considera que 12 de cada 100 conductores conduce después de consumir alguna sustancia psicoactiva.

De otro lado aportan que el 43% de los conductores fallecidos en accidente habían tenido contacto con el alcohol, drogas o psicofármacos. En peatones el referido porcentaje baja al 32%.

Esta nueva campaña de Tráfico ha llevado a los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, así como a muchas policías locales de todo el país, a intensificar los controles sobre un factor de riesgo que se considera que está detrás de un tercio de los accidentes con víctimas. Para ello, desde el pasado lunes se han establecido diferentes puntos de control en todo tipo de carreteras y a cualquier hora del día.

El plan de trabajo contempla más de 25.000 pruebas diarias de alcoholemia y de drogas, poniendo especial atención a los conductores de furgonetas de reparto, ya que en los últimos meses se ha incrementado su accidentalidad en las carreteras del país.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios