Jerez

Vecinos de la Zona Sur denuncian casos de vandalismo en motocicleta

  • Alertan de carreras ilegales, excesos de velocidad y de ruidos en la avenida Blas Infante

Un motorista hace un caballito ayer por la tarde en la avenida Blas Infante. Un motorista hace un caballito ayer por la tarde en la avenida Blas Infante.

Un motorista hace un caballito ayer por la tarde en la avenida Blas Infante. / pascual

"Esta situación es insoportable". De esta forma resumen muchos vecinos de la avenida Blas Infante los problemas de orden público que están padeciendo en la zona desde hace dos semanas. Tal y como suele ser habitual cada vez que se acerca la 'Motorada', esta avenida suele convertirse en una improvisada -e ilegal- zona de pruebas para motoristas que hacen de las suyas sobre el asfalto. Lo peor del asunto es que en esta ocasión se han adelantado casi un mes a la celebración del Gran Premio de España de motociclismo.

"Sucede a diario, en ocasiones desde las tres de la tarde hasta las tres o las cuatro de la madrugada", dice una vecina que prefiere mantener el anonimato para evitar represalias. No en vano señala que "incluso es mejor no decirles nada porque si lo haces van a por ti". Se trata principalmente "de jóvenes que vienen con sus motos de la zona del MOPU, de San Telmo o de Cerrofruto a hacer caballitos, quemar rueda y, sobre todo, a hacer muchísimo ruido".

Solicitan que haya más presencia policial en la zona "porque tenemos derecho a descansar"

Las principales quejas del vecindario radican precisamente en ese ruido ensordecedor "que impide el descanso de las personas, especialmente de quienes tienen más problemas para conciliar el sueño, como son los mayores y los niños". Esta práctica urbana comenzó a darse los fines de semana previos a la 'Motorada' pero ahora se lleva a cabo en días laborables, "cuando mucha gente tiene que levantarse temprano y sin haber podido descansar".

Lógicamente los hechos han sido comunicados a las fuerzas del orden sin que, según los vecinos, las medidas hayan sido de su agrado. "Desde la Policía Local nos han llegado a decir que están con dos coches y que uno de ellos estaba en un control de alcoholemia". Sí reconocen que a fuerza de insistir consiguieron que un patrulla de la Policía Nacional se pasara por la zona y sorprendiera 'in fraganti' a uno de los escandalosos motoristas. "Lo pararon, le pidieron la documentación y lo cachearon. Lo multaron y lo dejaron ir". Lógicamente, los vecinos de la avenida Blas Infante (especialmente aquellos que viven cerca de Santo Tomás de Aquino) solicitan mayor presencia policial para evitar estas improvisadas 'Motoradas' a las que, incluso, de vez en cuando se suma algún coche. "El problema se ve agravado incluso los fines de semana, que es cuando más motos y coches se concentran en la zona", asegura la vecina. Mientras tanto, caballitos, trompos y quemada de ruedas forman parte del paisaje urbano de esta avenida de la Zona Sur de Jerez.

Los vecinos tienen previsto desplazarse al Ayuntamiento de Jerez para exponer su problema y exigir soluciones al equipo de gobierno municipal. A este respecto cabe destacar que la carencia de medios de la Policía Local (como ya adelantara este medio) al tener numerosos vehículos averiados es enorme. No se subsanará hasta que lleguen los nuevos, ya concertados por el gobierno local con el correspondiente suministrador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios