Jerez

Las obras del acerado en Residencial El Ángel y Rafael Verdú acaban en una semana

  • Se están ejecutando en varias calles de ese entorno con cargo a los fondos Profea

José Antonio Díaz visitando las obras que se ejecutan en el acerado. José Antonio Díaz visitando las obras que se ejecutan en el acerado.

José Antonio Díaz visitando las obras que se ejecutan en el acerado.

El teniente de alcaldesa de Sostenibilidad, Participación y Movilidad, José Antonio Díaz, ha visitado las obras de Residencial El Ángel, en el entorno de Chapín, y en la avenida de Rafael Verdú, que se están ejecutando con cargo a los fondos Profea que gestiona la Diputación Provincial de Cádiz.

Estas obras tienen como objeto el adecentamiento del acerado de viales como la avenida Rafael Verdú y las calles Varsovia, Budapest, Atlanta, Lisboa y Belgrado, entre otras, que presentan numerosos desperfectos por efecto del levantamiento de raíces de los árboles existentes en la zona. El proyecto, que abarca toda la zona comprendida entre las rotondas de Chapín y el Elefante Azul, contempla trabajos de reparación de acerados y de alcorques, supresión de raíces y tapado de hundimientos, entre otros.

El teniente de alcaldesa explica que "estas obras venían siendo muy demandadas por los vecinos de este entorno debido al estado de deterioro en que se encontraban algunas calles por falta de mantenimiento y ante la necesidad de acometer actuaciones contundentes que resolviesen las deficiencias de accesibilidad y movilidad que presentan en algunos tramos".

Los trabajos se encuentran muy avanzados y se prevé que finalicen a mediados de este mes. "Estamos acometiendo importantes inversiones en la ciudad para mejorar las infraestructuras viarias de los barrios y barriadas y hacer un Jerez más accesible, que es, en definitiva, una de las principales demandas de los ciudadanos, que sus calles sean más cómodas y transitables", señala José Antonio Díaz.

Cabe recordar que, también con fondos del Profea, se han ejecutado obras de adecentamiento de acerados en la plaza de Las Marinas, Tomás García Figueras y Federico García Lorca que han tenido como objeto la reparación del acerado levantado por efecto de las raíces de los árboles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios