Jerez

La alcaldesa le reprocha a ayuda a domicilio el coste de su absentismo

  • Asegura que se han gastado 900.000 euros en sustituciones

  • La plantilla critica la falta de avances en la negociación del convenio

Representantes de la empresa municipal Comujesa y plantilla de ayuda a domicilio retomaron ayer las negociaciones para tratar de alcanzar un acuerdo en la redacción de un nuevo convenio colectivo que regule las relaciones laborales de este servicio. Sin embargo, el grado de enfrentamiento entre ambas partes se elevó ayer ya que la representación de los trabajadores le reprochó al ejecutivo la "falta de avances" en la negociación. La respuesta de la alcaldesa, Mamen Sánchez, fue dura ya que acusó a la plantilla de un elevado nivel de absentismo. Incluso, cifró su coste en "900.000 euros".

Cuando el servicio fue remunicipalizado a principios de año -actualmente es gestionado por la empresa municipal Comujesa, que asumió la plantilla de la anterior contrata- el ejecutivos e comprometió a negociar un convenio colectivo propio, ya que actualmente se rigen por el acuerdo provincial de limpieza. Sin embargo, las negociaciones han estado paralizadas varios meses.

Ayer hubo una nueva reunión entre empresa y trabajadoras para intentar un acuerdo

Ayer, la alcaldesa afirmó que no se ha podido avanzar ya que a mediados de año la Junta "cambió las reglas del juego" al modificar el sistema de cofinanciación de esta prestación.

Ahora bien, y tras las críticas del comité por el retraso en la negociación, pasó al ataque. Para empezar, aseguró que las condiciones de parte de la plantilla "han mejorado" ya que el grueso de las contratadas a tiempo parcial ya lo están a tiempo completo. Y, acto seguido, exigió a la plantilla que "todos pongamos de nuestra parte" reprochándole sus niveles de absentismo. "Mientras, la empresa de antes pagaba trescientos mil y pico de euros de coste de absentismo, en este año estamos pagando hasta 900.000 euros, es el coste del absentismo y a las personas no les puede dejar sin atender la ayuda a domicilio". "En el momento que hay bajas y demás tenemos que sustituir y contratar a mayor número de personas", agregó. Por ello demandó que entre sus exigencias "no se dispare el coste" de la prestación del servicio porque, a su entender, "podríamos tener problemas con la Intervención o con el propio Ministerio de Hacienda".

Mientras, antes de que la alcaldesa hiciera estas declaraciones, Esther Hidalgo, en representación del comité, le reprochó al ejecutivo la falta de avances en la negociación. En declaraciones a este periódico, incidió en que desde principios de año la plantilla está cumpliendo con la jornada de 37,5 horas semanales sin que se haya producido el correspondiente incremento salarial. "Estamos reclamando una serie de mejoras en las condiciones de trabajo, no solo salariales, sino también mejoras en el servicio para nuestros usuarios", advirtió Hidalgo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios