Jerez

Las bodegas de la zona de producción podrían igualarse a los almacenistas

  • Esta posibilidad se ha planteado en la negociación del nuevo reglamento · Sería otra contrapartida para la 'zona', tras la concesión del uso de los tipos clásicos de Jerez y el reconocimiento del moscatel

Las bodegas de la zona de producción podrían ser equiparadas a las bodegas de almacenamiento en el nuevo reglamento de las denominaciones de origen Jerez-Xérès-Sherry y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda. Esto significaría que, en la práctica, las bodegas y cooperativas de municipios como Chiclana, Chipiona y Trebujena, principalmente, podrían comenzar a actuar en el Marco de Jerez como estos operadores tradicionales, es decir, criar vino -más allá del año, como por otra parte vienen haciendo hasta ahora- e incluso tener cupo. Esto supondría un paso adelante significativo para las bodegas de la zona de producción que darían un significativo paso adelante en sus posibilidades de negocio, ya que pasarían a tener todas las funciones salvo la de expedir directamente partidas de vino como operadores directos de las denominaciones de origen Jerez-Xérès-Sherry y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda.

Este es un asunto que actualmente está sobre la mesa y que podría ser una 'solución de compromiso' en la negociación que actualmente está en curso entre el Consejo Regulador del vino y la Consejería de Agricultura para la puesta al día del reglamento de las denominaciones de origen, sobre todo después de que Trebujena -tanto las dos cooperativas como el Ayuntamiento- haya planteado su disconformidad con el nuevo articulado del reglamento, sobre todo por lo que se refiere a su futuro, que no recoge su pretensión de entrar en la zona de crianza junto a Jerez, El Puerto y Sanlúcar.

En cambio, hay que recordar que, en principio, Chipiona y Chiclana se conforman con otros de los 'pluses' que obtendrán las bodegas de la zona de producción, como son el reconocimiento bajo el etiquetado de Jerez-Xérès-Sherry de su vino más tradicional, el moscatel. Esta cuestión aparece en el borrador actual como una posibilidad que ofrecería el sector a las bodegas de zona a través de una serie de medidas discrecionales, pero que se sobreentiende que en la práctica serán generales para todas las bodegas que cumplan con una serie de mínimos. El moscatel es una parte muy importante de las bodegas (y cooperativas) de zona, sobre todo de Chipiona.

Pero es que el nuevo reglamento recogería para toda la zona de producción -en la que realmente destacan por su volumen de negocio y su potencial los tres municipios de los que está hablando, aunque Rota, Puerto Real y Lebrija completan el Marco- la posibilidad que abre también el nuevo reglamento de que las bodegas inscritas en cualquiera de estos municipios utilicen las menciones tradicionales del Marco de Jerez (fino, oloroso, amontillado, Pedro Ximénez, cream, etc) con el reconocimiento del Consejo Regulador aunque no figure expresamente el sello de la denominación de origen, dando carta legal a una práctica ya acendrada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios