Jerez

El comité de Cojetusa decidirá el lunes si va a la huelga indefinida

  • La alcaldesa asegura que ayer se abonó el corriente a la empresa, si bien desde el comité se afirma que la concesionaria continúa sin abonar la nómina atrasada

Sin ningún tipo de pago de mensualidades concluyeron ayer los primeros cinco días de la huelga de autobuses urbanos de Jerez. Esta primera entrega de protestas será sucedida a buen seguro por otra nueva convocatoria de huelga, aseguró ayer el presidente del comité de empresa, José María Romero. El máximo representante de los trabajadores de Cojetusa añadió que será el próximo lunes cuando el comité se reúna en las instalaciones de la empresa para decidir qué medidas se adoptan contra el impago de sueldos al que les somete la propietaria de la concesión del transporte público en Jerez, la multinacional Fomento de Construcciones y Contratas (FCC).

José María Romero destacó ayer que "no nos vamos a quedar de brazos cruzados mientras no se nos pague lo que se nos adeuda. Buscaremos los plazos necesarios ante la Consejería de Empleo para convocar una nueva huelga". La situación en la que se encuentran los trabajadores es calificada por el presidente del comité como "grave ya que al impago del mes de enero se le deben añadir estos cinco días de trabajo perdidos. No hemos tenido más remedio que hacerlo así porque lo que jamás puede suceder es que no se te pague por lo que has trabajado".

Acerca de cuál puede ser la medida de presión que determine el comité, su presidente no lo tiene claro pues "en una situación como la actual puede surgir prosperar cualquier postura. No en vano, durante estos cinco días de huelga los miembros del comité hemos estado hablando largo y tendido a las puertas de las cocheras tanto de la situación como de las posibles soluciones. Habrá que someter la lluvia de ideas que tenemos en la actualidad a una criba para desechar las peores ideas y quedarnos con las buenas". Pese a todo lo dicho, la posibilidad de que la próxima convocatoria de huelga sea total se antoja como la medida de presión con más posibilidades de prosperar.

Un aspecto que el comité de los trabajadores de los autobuses urbanos quiere dejar especialmente claro es el hecho de que "aquí no se está negociando absolutamente nada. Esto no es un convenio que haya que firmar ni nada por el estilo", dijo Romero antes de recordar que "aquí lo que estamos reclamando es que se nos abone lo que hemos trabajado. Y punto".

Un aspecto que se destaca desde el seno del comité es que el impago de la compañía "está provocando que muchos trabajadores estén perdiendo dinero. Los descubiertos están costando hasta 125 euros y, además, hay quienes han tenido que pedir préstamos personales para poder hacer frente a sus deudas. Si hay algo que no se puede hacer es lo que le están haciendo a doscientas familias jerezanas: dejarlas sin su pan por unas razones que nadie viene a entender".

De otro lado, cabe destacar que la alcaldesa aseguró ayer que se había pagado el corriente a Cojetusa, si bien desde el comité se aseguró no tener constancia de ello.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios