Ciudad

Saquean un local municipal en la calle Ancha en unas semanas

  • Fue la antigua sede de Capataces y Costaleros que se dejó al empezar a caerse los techos

Imagen captada ayer martes del inmueble con la puerta forzada. Imagen captada ayer martes del inmueble con la puerta forzada.

Imagen captada ayer martes del inmueble con la puerta forzada. / Pascual

El local municipal que se ubica en el número 7 de la calle Ancha, junto a los servicios de la Seguridad Social, se encuentra absolutamente abandonado y ha comenzado a ser objeto de críticas y denuncias por parte de los vecinos. Cabe destacar que este local ha estado ocupado hasta hace unas semanas por la Hermandad de Capataces y Costaleros que tuvo que abandonarlo después de que los techos comenzaran a caerse uno tras otro llegando a temer por un posible accidente.

El referido local está siendo utilizado como dormitorio e incluso como lugar de consumo de drogas, alertan los vecinos, quienes demandan al propietario, que no es otro que el Ayuntamiento, que proceda a su tapiado.

Jaime Gutiérrez, hermano mayor de Capataces y Costaleros, ya ha devuelto las llaves al Ayuntamiento. Recuerda que estando en una reunión de la junta un techo del piso superior se cayó de plano, causando el consiguiente susto. Al final todos los techos menos uno se cayeron”, dijo a este medio”. La Hermandad ha solicitado otro local en la zona al Ayuntamiento si bien no se les ha concedido “porque nos dicen que no hay”.

En el local, aún sin tapiar, “ya se han llevado los cables, las bombillas y hasta las ventanas”, se lamenta el cofrade que señala que gracias a la Iglesia “hemos podido encontrar un huequecito para guardar nuestras pertenencias, muchas de las cuales se mojaron cuando las teníamos empaquetadas en el local durante las tormentas que hubo en el estado de alarma y el confinamiento”.

El hecho de que se escuchen movimientos en plena noche en el interior de inmueble así como el constante trajín de personas que entran y salen del inmueble a todas horas causan preocupación entre los vecinos de las fincas cercanas.

Se trata sin duda de un problema en ciernes ya que hay propietarios de negocios de la zona que aseguran no tener conocimiento aún de lo que acontece en el número 7 de la calle Ancha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios