Jerez

Una de cada cinco motocicletas que hay en la ciudad no ha pasado la ITV

  • La crisis económica provoca que la antigüedad del parque móvil local se incremente de los 9,5 años de media a 10,3

  • Los turismos suponen el 67% de los vehículos que circulan

Las motocicletas son, y además con gran diferencia, los vehículos que más tardan en pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) en el término municipal de Jerez. Según datos de la Dirección General de Tráfico, a finales de 2015 (que son los últimos datos computados y revisados hasta el momento) en diciembre de dicho año había casi 3.000 motocicletas sin pasar la ITV en la ciudad, concretamente 2.859, lo que supone un 21,5% del parque global de estos vehículos que posee la ciudad. Pese a todo, la situación ha mejorado sensiblemente pues el porcentaje de estos vehículos cuyos dueños no habían pasado por la revisión en 2013 ascendía nada menos que al 34% y en 2014 al 29%. La acción a este respecto de la Policía Local resulta decisiva pues, de forma periódica, afronta campañas de control en el casco urbano en las que tras parar al motorista se le requieren los datos y se comprueba por vía telefónica y telemática si tiene la referida inspección debidamente pasada, además de estar en regla con otras obligaciones como la posesión del preceptivo permiso y del seguro obligatorio.

Para entender correctamente estos datos hay que tener en cuenta que buena parte de estos vehículos no circulan, sino que permanecen en garajes sin haber sido dados de baja. Eso sí, todos ellos son motocicletas con menos de 25 años de antigüedad, momento en el que pasan a ser consideradas vehículos históricos y, por ejemplo, dejan de pagar el impuesto de circulación.

Las sanciones más habituales son hablar por el móvil y no llevar casco o cinturón

En lo que se refiere a los coches, el nivel de cumplimiento es mucho más alto pues la Dirección General de Tráfico apunta en sus informes que entre 2013 y 2015 se bajó de un 12% a un 7,99% el porcentaje de turismos que no habían pasado por alguna de las instalaciones que explota la compañía Veiasa en localidades tales como Jerez, Chipiona o Villamartín, por citar tan sólo algunas.

En lo que se refiere al parque móvil de la ciudad, cabe destacar que se encuentra en torno a los 143.736 vehículos, de los cuales, la inmensa mayoría, son turismos (96.576 unidades), lo que suponía un 67% del parque, seguidos de los ciclomotores (16.599 y un 12%), las motocicletas (13.320 y un 9%) para acabar con los camiones (9.570 y un 7%) y las furgonetas (5.451 y un 4%).

Un dato especialmente importante es que a lo largo del tramo final de la crisis económica el parque móvil de Jerez perdió exactamente 887 vehículos, y eso después de que entre 2014 y 2015 dicha cantidad de vehículos (coches, motos, ciclomotores, camiones...) se viera incrementado en medio millar, concretamente en 511 unidades.

A nivel de sanciones impuestas que suponen una detracción de puntos del permiso de conducción, cabe destacar que en Jerez se suele multar especialmente por los siguientes motivos: el uso del teléfono móvil mientras se conduce, que fue el motivo más habitual tanto en 2013 como en 2015 así como por no hacer uso del casco protector, del cinturón de seguridad o de los sistemas de retención infantil que son obligatorios para transportar a niños pequeños en los asientos traseros del turismo.

Donde sí se ha notado, y fuertemente, el impacto de la recesión económica ha sido en la antigüedad del parque móvil de la ciudad. Según las referidas fuentes, en 2013 la antigüedad media (dejando fuera los vehículos históricos, es decir aquellos de más de 25 años) era de 9,5 años. En 2014 se elevó hasta los 9,9 años y en 2015 hasta los 10,3 años.

Para los amantes de las cifras cabe destacar que el grueso de los accidentes que se producen en las vías urbanas de Jerez tiene a un vehículo de dos ruedas como implicado (motocicletas, ciclomotores y bicicletas). El número de accidentes con turismos es sensiblemente menor pero no así la cifra de heridos que conllevan, las cuales anualmente suelen comprenderse (a grandes rasgos y en cifras redondas) entre los 400 y los 500.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios