DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus en Jerez

Pacheco: “Estamos enterrando una época y un modelo de vida”

  • El ex alcalde de Jerez realiza algunas reflexiones sobre la crisis sanitaria desde su confinamiento en su casa y augura que “en un año caen todos los gobiernos europeos”

Pedro Pacheco, este viernes en su casa. Pedro Pacheco, este viernes en su casa.

Pedro Pacheco, este viernes en su casa.

“Estoy acostumbrado a los confinamientos”, dice irónicamente. Pedro Pacheco se refiere, sin decirlo, al tiempo que tuvo que estar en prisión, más de tres años. Actualmente en libertad condicional, el estado de alarma le mantiene en su casa, donde ahora más que nunca se dedica a la que ha sido siempre su pasión: la lectura. ¿Qué libros tiene entre manos estos días? El diablo a todas horas, una novela negra estadounidense de Donald Ray Pollock, y un clásico, Santuario, de William Faulkner.

“Esta situación es muy dura y pido a los ciudadanos que hagan uso de la mayor capacidad de paciencia que tengan porque no vamos a ver una situación como ésta que es terrible. Los historiadores del presente dicen que estamos viviendo una tercera guerra mundial, lo que pasa es que el enemigo no se ve, pero jode”, comienza diciendo.

El ex alcalde hace una lectura sociológica y cree que las familias “están demostrando que todavía quedan lazos y solidaridad, se vuelve otra vez a la casa de vecinos”. Quien fue uno de los diseñadores del Jerez actual considera que “con el modernismo y posmodernismo los bloques eran bloques de soledad, las unifamiliares eran también de soledad y mira por dónde los vecinos acorralados por el virus se están conociendo a través de balcones, los aplausos a las ocho o el whatsapp y otros medios; en este caso no hay tan gran mal que por cierto bien no venga”.

Yendo mucho más allá, en lo político, su lectura es que “estamos enterrando una época, un modelo de vida, y está surgiendo otra cosa que se está vislumbrando pero que no se ve aún porque ho hay tiempo para reflexionar con tantos miles de muertos, vamos otro modelo socioeconómico totalmente distinto; no estoy diciendo que el capitalismo ha muerto, ojalá, pero será un capitalismo con muchas condiciones”.

Cuando se le pregunta si cree que una crisis así pasará factura política a los gobiernos actuales, Pacheco lo tiene muy claro: “De aquí a un año caen todos. La experiencia nos demuestra casos como el de Winston Churchill, que cayó en las elecciones tras ganar la Segunda Guerra Mundial”. La crisis del coronavirus, a su juicio, “pasará tremenda factura a los gobiernos existentes e igual se apoderan otras fuerzas políticas nuevas o que están surgiendo. Esta tragedia le va a dar un palo a la clase política existente, a la europea me refiero”.

En lo económico, el ex regidor jerezano señala que “ante el panorama tan desolador que va a dejar esta batalla, se va a necesitar inyección de dinero líquido, no de préstamos o subvenciones, y el Gobierno se va a convertir en el último comprador de todo”. “Porque –se pregunta– ¿quién va a pagar préstamos? ¿Con qué dinero si están cayendo la demanda y la oferta?” En su opinión, es un error tratar esta crisis como a la de 2008, “cuando salvamos la mala gestión de los banqueros”. “Menos mal –añade– que ahora los bancos están saneados y tendrán que ponerse al servicio del tejido productivo para que los trabajadores no paguen la crisis”.

Pacheco se muestra preocupado también porque esta tragedia va a hacer muy difícil que se avance en la necesaria lucha por el cambio climático, “para el que en mucho tiempo no va a haber recursos”.

Sobre el sistema sanitario entiende que “hay que repartir culpas, hemos heredado un sistema sanitario destrozado, con buenos profesionales que se han ido en muchos casos a otros países o al sector privado, con las infraestructuras destrozadas por los recortes que comenzó Zapatero y culminó Rajoy”.

Pero además de la Sanidad le preocupa la Educación: “Se está viendo que aquellas clases que tienen medios están siguiendo sus hijos los cursos por internet pero hay muchos miles de jóvenes, los más pobres, que no lo hacen y prácticamente han perdido el año”, apunta.

Y también denuncia “la vergüenza del estado de las residencias de ancianos. El virus ha puesto en evidencia dónde tenemos metidos a nuestros abuelos y con un precio que no es barato. Tendremos que hacer una reflexion sobre dónde estaban nuestros abuelos”.

Y concluye con una frase que quiere subrayar: “A toro pasado, todos somos profetas”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios