javier fernández. fundador de la fundación xafer

"Hemos querido potenciar y mejorar lo que funcionaba"

  • El nuevo responsable del Colegio San José (antiguas Josefinas) relata sus primeros meses al frente del centro tras la marcha de las religiosas

Javier Fernández, máximo responsable de la Fundación Xafer, a las puertas del colegio. Javier Fernández, máximo responsable de la Fundación Xafer, a las puertas del colegio.

Javier Fernández, máximo responsable de la Fundación Xafer, a las puertas del colegio. / manuel aranda

Desde el 1 de julio, la Fundación Xafer dirige los destinos del colegio Hijas de San José, cuyas religiosas firmaron un acuerdo a finales de febrero para cederle su titularidad ante la falta de vocaciones. Ahora, a punto de comenzar etapa, con nueva denominación, colegio San José, hablamos con su máximo responsable, Javier Fernández.

-Tenéis colegios en Cataluña, Aragón, Islas Baleares, y por primera vez la Fundación Xafer llega a Andalucía. ¿Por qué Jerez?

-Bueno, nosotros tenemos un acuerdo con la Federación de Escuelas Católicas Nacional, a partir de una realidad que surge en 2002, y que no es otra que dar viabilidad y continuidad a los centros educativos católicos. No hay personal religioso, faltan vocaciones en España y las congregaciones y órdenes religiosas tienen un verdadero problema para dar continuidad a sus colegios. Nos llamaron diciéndonos que existía este problema en Jerez y a partir de ahí nos pusimos en contacto. En febrero firmamos las escrituras y bueno, luego hemos estado seis meses conociendo el colegio, su gente, su manera de trabajar hasta empezar oficialmente el 1 de julio.

-¿Ha habido muchos cambios?

-La verdad es que no, hemos querido dar continuidad y normalidad a todo, hasta el punto de que el personal religioso que estaba en plantilla lo hemos asumido.

-Siempre que existe un cambio de este tipo, se crea inquietud en la comunidad educativa...

-Es lógico. Al ser humano, por naturaleza, los cambios le incomodan, nos dan inquietudes y a veces temores. Evidentemente, antes de llegar y hablar con la comunidad educativa en febrero, hubo de todo, hasta bulos, es decir, que si pasaba a ser privado, que si era del Opus... Por suerte, presentamos el proyecto educativo, ha gustado, y bueno, las sensaciones que tenemos son buenas. Nuestro criterio ha sido, aquello que funcione bien, vamos a potenciarlo, y aquello donde podamos dar un paso y mejorar, lo vamos a hacer juntos. Además, hemos escuchado a todos, a los alumnos, que nos han transmitido sus inquietudes y necesidad, a los profesores, a las familias y por supuesto a la comunidad religiosa saliente, que ha tenido el derecho de opinar sobre las cosas que le gustaría que siguieran.

-Porque la Fundación Xafer, ¿qué modelo educativo defiende?

-Nosotros tenemos un ideario muy claro: 'El ser humano es concebido para ser feliz, vivir feliz y hacer feliz'. Queremos que todo ser humano encuentre su sentido en la vida y haga algo con lo que se sienta útil. Eso lo queremos conseguir a partir de la enseñanza, la educación, la formación y el acompañamiento. Nuestras experiencias, después de muchos años, son buenas.

-Cuando la fundación aterriza en un centro educativo, ¿qué objetivos se marca a corto plazo?

-Bueno, hay dos objetivos prioritarios, primero el sentido de comunidad educativa, es decir, somos los últimos en llegar, y aunque es verdad que somos los máximos responsables, a mí me han enseñado que el último en llegar no viene y cambia todo. Por eso, preferimos escuchar, comprender y atender las inquietudes de la comunidad. Eso lo hemos hecho durante 6 meses. A partir de ahí, se ha hecho un plan de actuación a tres años para que en tres años todas esas expectativas puedan estar atendidas. Paralelamente, nuestra razón de ser es nuestro carisma, que en este caso va de la mano de las Hijas de San José, de obra y de servicio. La fundación, dentro de la comunidad de Jerez, intentará transmitir nuestro carisma.

-¿Qué le ha sorprendido más y qué menos de Jerez?

-Para muy bien me ha sorprendido la buena acogida que hemos tenido, la simpatía y los muchísimos agradecimientos que hemos recibido durante estos meses. Lo que menos, el conformismo que existe en esta comunidad. Eso de 'ya lo haremos', 'poco a poco'...Espero que las nuevas generaciones de andaluces tengan en cuenta el potencial que tiene esta tierra y sean más ambiciosos, porque en una sociedad globalizada como ésta, eso no es positivo. De Jerez, por ejemplo, he seguido un poco el tema turismo y veo un potencial que no se explota, pero eso lo tienen que explotar las personas.

-¿Se han hecho muchos cambios a nivel de infraestructuras?

-Bueno, hemos redistribuido algunas partes, más que nada porque había que adecuar el centro a la normativa, sobre todo en el tema de movilidad reducida, por ejemplo los lavabos, y salidas de emergencia. Se ha puesto un poco de sentido común aprovechando que las religiosas decidieron abandonar el centro y marcharse aquí cerca, que es algo que les honra. Por eso hemos podido contar con mayores instalaciones. Otra de las cosas que me ha sorprendido es que todo el mundo me dijo que para lograr la licencia de obras del Ayuntamiento tardaría seis u ocho meses, pero ni mucho menos. Se pidió el permiso de obra y se ha concedido de inmediato. Lo mismo ha ocurrido con la Junta, que han sido muy sensibles, y tanto la delegación provincial como la Consejería ha sido excelente agilizándolo todo.

-Por último, hace unos días, la nueva Ministra de Educación habló sobre la posibilidad de modificar la Lomce en cuanto a la concertada. ¿Qué opina de ello?

-Cuando después de la transición el PSOE tuvo que aplicar el derecho a la educación no había suficientes colegios, la administración pactó con la iglesia para que estos colegios estuvieran financiados con fondos públicos a partir de lo que se llama hoy la ley de conciertos. España hoy necesita los colegios concertados, por mucho que algunas tendencias políticas, por prejuicios, hablen mal de la iglesia, que si son negocios encubiertos.... Mire usted, la banca no quiere dedicarse a la enseñanza, las empresas importantes no invierten en educación porque no es rentable, y este, como el 99,9% de los colegios concertados de España, son deficitarios y están intervenidos por la administración mediante la justificación de gastos. Es una tontería y una locura cargarse la concertada. Los perjuicios y los daños que puede suponer a la administración pública, a las entidades titulares y al personal docente, eso no tiene el gobierno cómo hacerle frente. No hay ninguna consejería de educación que pueda asumir ahora dónde escolarizar todos estos niños. Hay comunidades autónomas donde el 47% de la población escolar está en centros concertados. Otras el 53% otras el 61%, en Jerez, por ejemplo el 49%... ¿Dónde se meten esos niños? Nosotros tenemos colegios en Zaragoza y el año pasado hubo una manifestación de 60.000 personas cuando se habló de cargarse la concertada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios