Jerez

"Ninguna titulación puede permanecer en el tiempo sin introducir cambios"

  • Después de 38 años impartiendo clases a más de 6.000 alumnos, este docente recién jubilado realiza un análisis de la transformación que han venido sufriendo estos estudios universitarios

-¿Qué balance hace desde que en 1972 comenzó a dar clases en la entonces Escuela Universitaria de Estudios Empresariales?

-He sido feliz en mi profesión, contribuyendo a la formación de muchos jóvenes. Es el más fecundo legado de mi tarea junto al haber contribuido a que numerosos jóvenes se encuentren en estos momentos formando parte del tejido laboral aportando valores y conocimiento en sus organizaciones. El reto de aplicar técnicas de marketing para tratar de resolver problemas sociales, me han permitido conocer en profundidad colectivos verdaderamente desfavorecidos. Ello ha cambiado, en gran medida, mi escala de valores.

-¿La Escuela de Empresariales es hoy Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicación. ¿En qué han cambiado las cosas?

- Gran parte del claustro de profesores que había en esa época, trabajaba en el mundo empresarial en Jerez, ahora la situación es inversa, la mayoría de los docentes solo dedican su actividad profesional en gran medida a la docencia, y muchos de ellos son doctores. De menos de mil estudiantes hemos pasado a casi 4.000 y de no disponer nada más que de la buena voluntad de algunos profesores para orientación de los alumnos en los años setenta a dar servicio directo por personal especializado de Relaciones Internacionales, Acción Social, Laboratorios de Idiomas, Aulas Informáticas, Aulas de Teledocencia, Orientación de Empleo, Cultura, Deportes, Alojamiento, Centro de Nuevas Tecnologías… nuestra Facultad es una referencia en el ámbito universitario andaluz.

-¿En qué han cambiado los estudiantes?

-En los años setenta tener un título universitario era considerado como un logro que la sociedad valoraba por la formación que la Universidad facilitaba. En los años 90 se produjo un profundo cambio cuando se aprobó la Logse, lo que posibilitó la educación básica hasta los 16 años, y se incrementó, como un ningún otro país europeo el número de alumnos que accedían a la Universidad. El cambio producido en los jóvenes es un reflejo de un cambio social, que tal y como señala Andy Hargreaves, en su libro 'Enseñar en la sociedad del conocimiento', vincula los fundamentos morales de la sociedad con los valores que reflejan la educación escolar, familiar y las pedagogías culturales: Este desajuste, produce un cambio en las metas de los jóvenes (siempre en términos generales, porque es indudable que también hay grupos de jóvenes que mantienen y defienden proyectos de transformación social), en lo que les mueve a seguir en la Universidad, en la conexión que establecen entre lo que aprenden y lo que les interesa e implica.

-¿Cuál cree que es el papel de la Facultad en el campus?

-Desde la Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicación se puede aportar el talento suficiente para que Jerez pueda alcanzar un posicionamiento que permitirá crear riqueza consolidando alumnos y proyecto.

-¿Qué opina del Plan Bolonia?

-Bolonia representa una excelente oportunidad para renovar las metodologías educativas y mejorar la oferta académica oficial. Supone una decidida apuesta institucional por participar en el proceso de armonización europea del sistema universitario español. Se trata de formar alumnos con una visión global, con mayores destrezas y habilidades. El alumno se convierte en el principal protagonista del nuevo escenario de educación, que está basada en el aprendizaje, en oposición a la educación tradicional basada en la enseñanza del profesor. También conlleva un cambio de paradigma educativo (pasándose de centrar la atención en la enseñanza y en el profesor a centrarse, ahora, la atención en el aprendizaje y el alumno), no basta con impartir docencia, pues hay que organizar, orientar y supervisar el trabajo y el aprendizaje de los estudiantes. Las universidades deberán seguir pendientes de los cambios que se producen en la sociedad, no sólo a nivel estatal sino también mundial, y, sobre ellos, deberán seguir adaptando su oferta académica, pues no puede pensarse que ningún título permanecerá en el tiempo sin la necesidad de introducir los cambios demandados.

-¿Cómo ha cambiado la publicidad en estos años?

-La historia de la publicidad moderna ha cumplido ya cien años, pero es en los últimos cincuenta cuando ha sufrido una gran transformación en la forma y en los contenidos. Los cambios se han producido especialmente en los últimos veinte años. Han cambiado los anunciantes, las agencias, los medios, los mensajes y las reglas de juego con los consumidores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios