Jerez

Uno más, y ya van...

EN política hay muchas decisiones difíciles de entender, y es que a algunos parece que se les ‘funden’ las luces a la hora de nombrar a los responsables de ocupar determinados cargos. Ése parece ser el caso del alcalde de la localidad cántabra de Las Rozas de Valdearroyo, pues no se le ha ocurrido nadie mejor para el puesto de concejal de Medio Ambiente de su Ayuntamiento que un supuesto pirómano, condenado por un delito de incendio forestal. Nada menos que cuatro fuegos provocó –resultando calcinadas unas cuatro hectáreas– allá por el año 2001. El edil en cuestión ocupará el cargo de delegado de Medio Ambiente, Urbanismo y Obras Públicas, así como la primera tenencia de Alcaldía. Nada mal para tratarse de una persona condenada en 2006 a seis meses de cárcel y a pagar 1.800 euros por un supuesto delito medioambiental, del que él mismo se consideró culpable. Bueno, sumen uno más a la lista de políticos perseguidos por la justicia, y ya van..

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios