Jerez Industrial

Día de fuego cruzado

  • La alcaldesa defiende a Ainhoa Gil mientras que el club, en otro comunicado, dice contar con el apoyo de PP y PSA y asociaciones "marginadas por el Ayuntamiento"

La guerra entre Jerez Industrial y Ayuntamiento vivió ayer su primera tregua tras varios días de intenso combate aunque el día no estuvo exento de fuego cruzado. Así, la alcaldesa, en una visita a la empresa DSA, defendió la labor de su delegada de Deportes (ver pieza adjunta) y criticó la actuación de Ricardo García.

El club industrialista contestó a través de un comunicado que pasó el gabinete de prensa y que reza textualmente así: "Ante el continuo maltrato al que se está sometiendo a nuestra entidad por parte del Gobierno municipal, son varios los partidos políticos que se han posicionado a favor de Ricardo García, máximo dirigente del Jerez Industrial y de sus aficionados. Así pues, tanto Partido Popular como PSA, presentes el miércoles en la exitosa concentración desarrollada a las puertas del consistorio, han mostrado su apoyo y predisposición para colaborar con el club jerezano en su lucha por reivindicar sus intereses". "De este modo, están previstas reuniones para los próximos días entre representantes de ambos partidos y el presidente de la sexagenaria entidad, con el fin de intentar reconducir una situación que toma tintes dramáticos conforme pasan los días".

Los partidos políticos no son los únicos que se han interesado por la polémica, además el club ha contactado con varias asociaciones "igualmente marginadas por el Ayuntamiento de Jerez, que han mostrado su solidaridad al Jerez Industrial sumándose a una reivindicación que comprenden al encontrarse en una situación similar. Ya son varios los actos programados, desde la directiva industrialista, para defender los intereses del Jerez Industrial. Actos a los que se sumarán otras muchas asociaciones que se sienten identificadas con el maltrato y la indiferencia mostradas desde el Ayuntamiento".

Por último, el club industrialista afirma en su comunicado que no es de su agrado "la situación actual, una situación que en absoluto ha provocado, pero que no piensa cejar en el empeño de reclamar los intereses de su club, tanto al Jerez Industrial como a los industrialistas".

Además, la Asociación de Aficionados Industrialistas (Afin) también publicó un comunicado de prensa en relación a la actitud del Ayuntamiento, cuyos puntos fueron los siguientes: 1. Nadie del Ayuntamiento, ni la alcaldesa, ni los cuatro tenientes de alcaldesa, ni la delegada de Deportes, acompañó al equipo ni físicamente ni en ánimos públicos durante la fase de ascenso y la posibilidad administrativa del mismo, evitando fehacientemente toda manifestación pública a favor del éxito del club jerezano, como entidad deportiva de la ciudad. 2. El Jerez Industrial ascendió administrativamente el día 6 de agosto y el día 2 de septiembre, es decir, ni un mes después, la delegada desea fervientemente la salida del presidente Ricardo García, quien ha llevado al club jerezano al fantástico triunfo para toda la ciudad jerezana, a cambio de unos supuestos empresarios solventes, arrogándose la voluntad de los socios y aficionados del club, que tienen la única palabra para destituir en asamblea al presidente que ha hecho prosperar y engrandecer al club jerezano para bien de la ciudad hasta dimensiones insospechadas hace bien poco. 3. Como conclusión, no podemos conceder ningún crédito a las ofertas del Ayuntamiento ni creemos que la actitud del Ayuntamiento sea la mejor para los ciudadanos jerezanos implicados. Por último, creemos que las malas relaciones con el Ayuntamiento deben cesar inmediatamente, por lo que instamos a la corporación a que realice las gestiones y negociaciones oportunas como Administración al servicio de la ciudadanía jerezana".

Por otro lado, ayer se supo que antes de la concentración que el pasado miércoles aglutinó a un centenar de industrialistas en el Consistorio una delegación del club se reunió con Gabi Selma y Ainhoa Gil. No estuvieron los primeros espadas, ni Ricardo García ni Pilar Sánchez, y aunque ninguna de las partes ha querido confirmar el encuentro, al parecer fue el Ayuntamiento el primero en dar el paso para alcanzar algún punto de encuentro, reunión en la que en principio no se cerró ningún acuerdo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios