Mundo

Obama ordena el cese de los juicios de Guantánamo

  • El presidente de EEUU paraliza la actividad de los tribunales de guerra durante 120 días. Entre sus primeras gestiones discutirá también la posibilidad de acelerar la retirada de las tropas de Iraq.

Comentarios 18

Pocas horas después de jurar su cargo, el nuevo presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ordenó a los fiscales militares de Guantánamo que insten al cese de los tribunales de crímenes de guerra durante un plazo de 120 días. Durante la campaña, Obama repitió en numerosas ocasiones que el centro penitenciario para sospechosos de terrorismo debía ser clausurado lo antes posible, aunque en las semanas previas a la jura de su cargo ya vio que no sería tan fácil como pensaba. Por otro lado, el presidente ya ha iniciado las reuniones con el secretario de Defensa, Robert Gates, y el jefe del Estado Mayor, Mike Mullen, para estudiar la posibilidad de acelerar la retirada de las tropas estadounidenses desplegadas en Iraq, otro de los principales objetivos que se marcó durante la campaña.

"Los jueces recibirán la petición y la estudiarán; nosotros anticipamos una pronta decisión", manifestó el portavoz del Departamento de Defensa, Jeffrey Gordon. Se espera que los jueces ordenen el cese temporal de los 21 casos pendientes de la base naval en la bahía de Guantánamo, según informó un oficial relacionado con los juicios. "Con el objetivo de dar tiempo al recién nombrado presidente y su Administración para que revise las comisiones militares, el secretario de Defensa busca, por orden del presidente, congelar los casos pendientes durante 120 días", declaró el fiscal Clay Trivett en una nota remitida a los jueces implicados. 

Esta nueva medida de congelar los procesos judiciales hasta el 20 de mayo otorgaría más tiempo a la nueva Administración para evaluar los casos y decidir su condena. Obama ya había dicho en numerosas ocasiones que el centro penitenciario para sospechosos de terrorismo, que se ha convertido en un símbolo mundial de los abusos cometidos contra los detenidos por parte de Estados Unidos, tiene que ser cerrado lo antes posible, asegurando que lo lograría en su primera jornada de mandato. Sin embargo, en las semanas previas a su investidura comprobó que no sería tan fácil, aunque con las medidas tomadas pone freno a las condenas de pena de muerte contra cinco prisioneros del centro penitenciario, entre ellos, Jalid Sheikh Mohammed, acusado de ser el 'cerebro' de los atentados contra las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001.

Por su parte, activistas defensores de Derechos Humanos y abogados de defensa militar han instado al demócrata a que congele los tribunales especiales conocidos formalmente como comisiones militares y a juzgar los casos en tribunales regulares bajo las leyes que se aplican a todos los estadounidenses por igual. Unos 245 presos permanecen retenidos en la prisión desde que la abrió la Administración Bush, en enero de 2002. El equipo de Bush intentó condenar por crímenes de guerra a 80 prisioneros, aunque sólo completó tres casos. 

Retirada de Iraq

Por otro lado, el nuevo mandatario aprovecha su primer día como jefe de Estado para empezar a discutir con el secretario de Defensa, Robert Gates, y con el Jefe del Estado Mayor, Mike Mullen, la posibilidad de acelerar la retirada de las tropas estadounidenses de Iraq, otra de las promesas del presidente. Se espera que Obama, que ha prometido retirar a los soldados norteamericanos en Iraq en los próximos 16 meses, aproveche para tratar la situación en Afganistán, adonde podrían ser enviados más destacamentos militares para hacer frente al recrudecimiento de los combates con los talibán. En la actualidad Estados Unidos mantiene a 142.000 soldados en Iraq y a otros 33.000 en Afganistán.

Está previsto que el general David Petraeus, que lideró la fuerza expedicionaria norteamericana en Iraq entre 2007 y 2008, asista a las reuniones. En la actualidad, Petraeus encabeza el Comando Central de Estados Unidos. Además, el comandante norteamericano en Iraq, general Ray Odierno, participa mediante videoconferencia. En el caso de cumplirse el plan de Obama, Estados Unidos habrá dejado de tener presencia militar en el país en mayo de 2010, cumpliendo así con el acuerdo alcanzado con el Gobierno iraquí, según el cual las tropas norteamericanas deben abandonar el país antes de 2012.

Por último, el equipo del presidente informó de que Obama seguirá haciendo uso de las nuevas tecnologías, y ofrecerá a los ciudadanos un mensaje de vídeo semanal, al que podrá accederse a través de la página de la Casa Blanca. Desde dicho portal también se permitirá que los ciudadanos se pongan en contacto con la Administración, y se convertirá en "la puerta de entrada a la Casa Blanca a través de la cual todo el mundo podrá participar e informar para el trabajo del presidente", explica la web presidencial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios