Mundo

Un tribunal holandés ordena la persecución penal contra un diputado anti-islam

  • Geert Wilders comparó el islam con el nazismo, lo que supone un delito de discriminación e incitación al odio.

Comentarios 4

 El Tribunal de Apelación de Amsterdam ha decidido que el diputado Geert Wilders sea perseguido por la vía penal por sus manifestaciones contra el islam y los musulmanes, que constituyen un delito de discriminación e incitación al odio. 

El tribunal consideró de especial gravedad el insulto directo de Wilders a los musulmanes cuando comparó el islam con el nazismo, según indicó un comunicado de ese organismo judicial. 

Esta decisión judicial es el resultado de una serie de denuncias de individuos y organizaciones, musulmanas y no musulmanas, contra la decisión del Ministerio Fiscal en junio de 2008 de no perseguir a Wilders por incitación al odio y discriminación. 

El Ministerio Fiscal argumentó entonces que un Estado de Derecho debe ofrecer espacio a los políticos en el debate público y que además las críticas de Wilders se referían no tanto a los musulmanes en concreto sino al Islam como religión en general. 

Contrariamente a esta idea, el Tribunal de Apelación consideró que "las opiniones críticas de Wilders (también de la forma en que se mostraron en su película "Fitna") constituyen una ofensa criminal de acuerdo con la ley holandesa (...) tanto por sus contenidos como por la forma de presentarlas", según el comunicado. 

Además, los jueces estimaron que declaraciones de odio hechas por políticos "tampoco están permitidas por las normas de la Convención Europea de Derechos Humanos", la cual da gran relevancia a la libertad de expresión. 

Tras la decisión de hoy, será la fiscalía la que deberá iniciar formalmente el procedimiento contra Wilders, un político de 45 años que encabeza el Partido para la Libertad (PVV), cuyo ideario se basa en posturas antimusulmanas y que en las últimas elecciones obtuvo nueve de los 150 escaños de la Cámara Baja del Parlamento holandés. 

Wilders emitió en marzo de 2008 a través de internet un filme contra el islam, en el que entre otras cosas advertía de la islamización de Holanda, lo que causó gran consternación en el escenario político y social holandés. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios