Mundo

Un tribunal suspende la ejecución de un preso esquizofrénico en EEUU

  • Un jurado de Nueva York declina procesar a un policía que mató a un negro al detenerlo

Un tribunal de apelación de Estados Unidos suspendió ayer la polémica ejecución del preso esquizofrénico Scott Panetti, programada para esa tarde en el Estado de Texas, al considerar que en el caso hay "cuestiones jurídicas complejas".

"Suspendemos la ejecución, a la espera de nueva orden, para poder examinar a fondo las cuestiones jurídicas complejas que se han planteado con demora y que atañen el caso", reza el fallo emitido ayer por la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito de EEUU con sede en Nueva Orleans, en el Estado de Luisiana, y jurisdicción sobre Texas.

Panetti, que según los informes médicos sufre esquizofrenia, asesinó en 1992 a sus suegros y secuestró a su esposa y a su hija de tres años en la localidad texana de Fredricksburg y fue detenido horas después. Durante su juicio, en 1995, el acusado se defendió a sí mismo disfrazado de vaquero y trató de llamar a más de 200 testigos, entre ellos al ex presidente John F. Kennedy, al papa Juan Pablo II o a Jesucristo. Desde entonces, ha sido hospitalizado por psicosis y delirios en múltiples ocasiones.

Un gran jurado del barrio neoyorquino de Staten Island decidió ayer por otra parte no procesar al policía que causó la muerte mientras era detenido de Eric Garner, de raza negra, informaron fuentes judiciales. Garner, de 43 años y que era asmático, murió el pasado 17 de julio por asfixia -según determinó la autopsia- luego de que un policía vestido de paisano, Daniel Pantaleo, colocara su brazo alrededor de su cuello y ejecutara una llave de estrangulamiento, prohibida en el Estado de Nueva York.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios