Provincia de Cádiz

Gobierno y Junta colaborarán en una solución para Valdevaqueros

  • Ambas instituciones acuerdan cofinanciar el proyecto El plan de actuación tomará como base un informe realizado en 2013

Gobierno y Junta mantuvieron ayer una reunión en la Subdelegación del Gobierno en Cádiz, junto con el alcalde de Tarifa y representantes vecinales del poblado tarifeño de Paloma Baja, para buscar una solución a los problemas de aislamiento que vienen sufriendo estos últimos desde hace ya más de una década a causa de los movimientos de la duna de Valdevaqueros. El subdelegado del Gobierno en Cádiz, Javier de Torre, al finalizar la reunión, anunció que ambas administraciones habían acordado colaborar a través de la financiación conjunta de los fondos económicos necesarios para dar una solución definitiva a esta situación.

Según lo acordado, será la Junta, a través de la delegación territorial de Fomento y Vivienda, quien se encargará de los estudios e informes necesarios para llevar a cabo un proyecto que ponga fin de forma definitiva a la invasión de la carretera que conduce al poblado de Paloma Baja, lo que deja incomunicados a estos vecinos de Tarifa. Una vez finalizado este proyecto se volverán a reunir ambas instituciones para acordar el desembolso económico que hará cada una de ellas.

Tanto el subdelegado del Gobierno como el delegado territorial de Medio Ambiente, Ángel Acuña, quien acudió a la reunión en representación del gobierno autonómico, coincidieron en que el proceso es complejo y se encuentra en una fase muy inicial. Por este motivo, no se ha puesto una fecha concreta para continuar profundizando en estas actuaciones.

Para el plan de actuación definitivo se tomará como base el informe realizado por el catedrático de la Universidad de Granada, Miguel Losada, solicitado por la junta rectora del Parque del Estrecho ya en 2013. En este estudio elaborado por Losada, uno de los mayores expertos a nivel mundial en dinámica litoral, se contemplaban cinco propuestas para solucionar los inconvenientes que provocan los movimientos de la duna de Valdevaqueros a los vecinos del poblado de Paloma Baja desde hace ya más de una década.

De entre las propuestas de Losada en 2013 se optó por establecer un control integral de la duna para restablecer el equilibrio fisiográfico perdido, lo que consistía en intentar controlar los movimientos de la duna. Sin embargo, estas actuaciones no han sido efectivas, por lo que se ha acordado dirigir las actuaciones a las infraestructuras de acceso al poblado.

De Torre describió el encuentro como "muy importante" para "alcanzar una solución definitiva". El subdelegado del Gobierno quiso agradecer "la lealtad institucional y el compromiso mostrado por la Junta" en la reunión. "Es necesario dar un paso más, sobre todo para la tranquilidad de los vecinos", añadió. Javier de Torre incidió en la necesidad de mostrar "la mayor disposición para que la colaboración entre ambas instituciones se efectúe con determinación" y "que se tomen medidas integrales que sean definitivas".

Por su parte, el delegado territorial de Medio Ambiente subrayó que "es motivo de satisfacción que subdelegación y Costas tengan claro que la solución es colaborar". Acuña agregó que "cada año la Junta dedica 150.000 euros a mejoras temporales", por lo que es necesario alcanzar una solución que termine con la incomunicación temporal que sufren los vecinos del poblado tarifeño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios