Sucesos

La Guardia Civil detecta nuevos casos de robos y hurtos a mayores por el procedimiento del denominado abrazo cariñoso

  • Investiga dos nuevos casos ocurridos ayer miércoles en Puerto Serrano y Trebujena

Un agente de la Guardia Civil vigilando una calle de Puerto Serrano. Un agente de la Guardia Civil vigilando una calle de Puerto Serrano.

Un agente de la Guardia Civil vigilando una calle de Puerto Serrano.

La Guardia Civil de Cádiz ha detectado en los últimos días dos nuevos casos de robos y hurtos, a personas de avanzada edad, por el procedimiento del denominado abrazo cariñoso. Los últimos casos conocidos han tenido lugar en las localidades de Puerto Serrano y Trebujena, donde autores de los hechos han conseguido sustraer a través de este método, una cadena con medallas y una pulsera, ambas de oro.

Los hechos tuvieron lugar ayer en las localidades de Puerto Serrano y Trebujena, donde dos mujeres de avanzada edad fueron abordadas mientras caminaban por la vía pública por una mujer desconocida que entabló conversación amigable con ellas para ganarse su confianza, incluso a una de ellas llegó a abrazarla, momento en el que les arrebató una cadena con medallas y una pulsera, ambas de oro. Tras los hechos, la autora se marchó rápidamente del lugar en un vehículo que la estaba esperando.

Estos delitos tienen en común el modus operandi en el que una persona, generalmente varón, traslada en vehículo a una o más mujeres para abordar a sus víctimas, que, en la mayoría de las ocasiones, suelen ser mujeres de avanzada edad que caminan solas por la calle. Los autores suelen aprovechar ese momento para abordar a la víctima con la excusa de preguntarle por cualquier indicación de la localidad o fingiendo conocer a la víctima, siendo exageradamente amables con ellas y agradeciéndoles su ayuda de forma muy cariñosa con besos o abrazos sin que a la víctima le dé tiempo a reaccionar.

Este tipo de timos conocido como el abrazo cariñoso tiene en común una serie de características en las que eligen a mujeres mayores de avanzada edad, que caminen solas por las calles y que tengan joyas que sean visibles. Hasta el momento, solían seleccionar a víctimas de nacionalidad extranjera que mostraran alto nivel adquisitivo y que se encontraran en lugares turísticos muy concretos, pero parece ser que la falta de oportunidad con la actual crisis sanitaria les ha hecho cambiar su objetivo.

Desde la Guardia Civil de Cádiz se investiga los hechos y se recomienda desconfiar de cualquier persona desconocida que se acerque con cualquier pretexto y que intente ser exageradamente cariñosa. Igualmente se aconseja intentar no andar solas por la calle con joyas que sean visibles para los cacos. En el caso de haber sido víctima de este tipo de delitos, se recomienda intentar recordar las características físicas del autor, solicitar ayuda rápidamente si hay personas cerca y llamar al 062 para denunciar los hechos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios