POLÍTICA

Resurrección inesperada en Ferraz

  • Tomás Sánchez Pacheco, expulsado del PSOE de Barbate en 2007 y demandado luego por el Consistorio de Puerto Real, reaparece sorpresivamente en Madrid como colaborador de Pedro Sánchez en las primarias

Pedro Sánchez celebra en Ferraz su victoria en las primarias. Tras él figura Tomás Sánchez Pacheco (en un círculo). Pedro Sánchez celebra en Ferraz su victoria en las primarias. Tras él figura Tomás Sánchez Pacheco (en un círculo).

Pedro Sánchez celebra en Ferraz su victoria en las primarias. Tras él figura Tomás Sánchez Pacheco (en un círculo). / d.c.

Tiene ahora bastante menos pelo que cuando estaba en primera línea de la política municipal y ya no usa gafas, pero esos detalles no impidieron que algunos, sobre todo en Barbate y en Puerto Real, dieran un respingo cuando por televisión lo vieron allí, en la sede madrileña de Ferraz, feliz, sonriente, detrás de Pedro Sánchez y celebrando el triunfo de éste en las primarias socialistas. Era la resurrección más inesperada de Tomás Sánchez Pacheco, quien llegó a ser secretario local del PSOE de Barbate, que fue expulsado del partido hace una década tras conocerse que había montado un partido independiente y que terminó siendo demandado por el Ayuntamiento de Puerto Real por su gestión como gerente del Complejo de las Piscinas Municipales.

Tomás Sánchez Pacheco irrumpió en la política barbateña a principios de 2001 cuando, a sus 24 años, relevo a Francisco Tamayo como secretario local del PSOE tras vencer a las otras dos candidaturas que concurrieron a ese congreso. Licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad de Granada, estuvo muchos años en Juventudes Socialistas. Y aunque no fue el candidato a la Alcaldía en 2003, en ese mandato sí se convirtió en portavoz del Grupo Socialista y en el azote indiscutible del entonces alcalde, Juan Manuel de Jesús (PP), lloviendo las querellas entre uno y otro.

Quiso ser alcaldable pero Cabaña no le dejó y Sánchez Pacheco creó luego otro partido

Su gran sueño era ser alcalde de Barbate y bien que lo intentó en la precampaña de las elecciones municipales de 2007. Pero los planes del entonces secretario provincial del PSOE, Francisco González Cabaña, eran bien distintos. Y es que Cabaña le había echado la vista ya a Rafael Quirós, que terminó siendo primero el candidato y después el alcalde. Ese golpe de mano no gustó a Sánchez Pacheco. Es verdad que al principio acató las órdenes de sus superiores pero luego las relaciones se torcieron cuando él quiso colocar a sus afines en la lista electoral, Quirós amagó con dimitir y la dirección provincial del partido desautorizó a Sánchez Pacheco. Y éste, llegados a esa situación, pensó que había llegado la hora de la venganza. Y su ira le llevó, junto a otros socialistas críticos de la ciudad, a registrar incluso de manera oficial un nuevo partido independiente que llevó por nombre Socialistas Independientes por Barbate (SIP). Estas siglas no llegaron a concurrir a las elecciones de ese 2007, aunque el paso dado por Sánchez Pacheco no fue perdonado por el PSOE, que le cesó como secretario local, le expulsó como militante e instauró una gestora en Barbate.

A partir de ahí los siguientes pasos de Sánchez Pacheco, ya como ex militante socialista, le encaminaron a Puerto Real, donde ejerció de gerente de la UTE Activa-T que gestionó el Complejo de Piscinas Municipales. Sin embargo, el recuerdo que se tiene de él en esta localidad no es muy grato, ya que se fue dejando el complejo cerrado a cal y canto y debiendo varias nóminas a la plantilla, tal y como denunciaron los trabajadores cuando iniciaron una huelga.

La resurrección de Sánchez Pacheco ha supuesto una sorpresa mayúscula para estos afectados y también para uno de los abogados que defiende a parte del colectivo, quien recuerda que durante todo el proceso judicial que emprendieron los trabajadores para solicitar el despido nulo y reclamar las cantidades adeudadas jamás se personó nadie de la empresa que Sánchez Pacheco gestionaba. "Siempre se tuvo que notificar las citaciones o sentencias a través del Boletín Oficial correspondiente porque la empresa estaba desaparecida, sin actividad, declarada insolvente y de baja en la Seguridad Social", recuerda el abogado. De hecho, los empleados han terminado cobrando parte del salario adeudado del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa).

En el Ayuntamiento de Puerto Real dicen haber tenido el mismo problema. El Complejo de Piscinas Municipales permaneció un año cerrado y sufriendo expolios y actos vandálicos porque el Consistorio no podía acceder a él ni siquiera a través de la solicitud de medidas judiciales cautelares. La imposibilidad de realizar notificaciones al gerente fue un problema añadido que alargó más el proceso, recuerdan en el Ayuntamiento.

Durante el proceso de resolución del contrato Sánchez Pacheco anunció querellas contra el Ayuntamiento, contra varios concejales e incluso contra algunos trabajadores. El Ayuntamiento también presentó una contra la UTE por apropiación indebida y malversación de caudales públicos, que fue archivada por falta de pruebas. El Ayuntamiento dijo en su momento que no se había podido acreditar los elementos que supuestamente habían sido sustraídos al no haber podido acceder a tiempo a las instalaciones cerradas.

No fue hasta septiembre del pasado año cuando el Pleno del Ayuntamiento de Puerto Real pudo aprobar la liquidación del contrato de gestión del complejo, suscrito en enero de 2014 y resuelto en diciembre de 2015 por causa imputable al contratista. Ahora, el Ayuntamiento reclamará al contratista 883.303 euros, por vía ejecutiva, aunque el asunto probablemente acabará en los juzgados porque la empresa ya se ha declarado insolvente, según fuentes municipales.

En el centro comercial Alhsur, en La Zubia (Granada), ocurrió algo similar a Puerto Real. La empresa My Gym, también gestionada por Sánchez Pacheco, regentaba un gimnasio que acabó cerrando por impagos. En febrero de 2015 la Guardia Civil desalojó el gimnasio y lo cerró, a causa de las deudas que la empresa mantenía con el centro comercial, que superaban los 800.000 euros. Las reclamaciones de usuarios y trabajadores no se hicieron esperar a través de la asociación de consumidores Facua Granada, que además alertó de que My Gym figuraba entre los siete gimnasios a los que el Servicio Provincial de Consumo de la Junta de Andalucía había abierto expediente sancionador tras una denuncia interpuesta por FACUA a causa de diversas irregularidades en su servicio de contratación en internet en noviembre de 2014.

Y este era el currículum de Tomás Sánchez Pacheco... hasta la noche del pasado 21 de mayo. Entonces, cuando se le vio detrás de Pedro Sánchez celebrando el triunfo en las primarias, muchos primero se sorprendieron y después rebuscaron en las redes. Y ahí conocieron por ejemplo que el ex concejal de Barbate era el coordinador de la plataforma Recupera Socialismo, que acompañó a Pedro Sánchez en varios de sus actos de campaña de las primarias, que es militante de la agrupación Distrito Centro del PSOE de Madrid y que incluso fue quien puso su nombre para el alquiler de una oficina en la calle Ferraz que sirvió de sede alternativa para los pedristas tras la llegada de la gestora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios