Provincia de Cádiz

Las flotas pesqueras de La Janda, sin ayudas por los daños del temporal

  • Los barcos continúan amarrados a puerto. La Cofradía de Barbate lamenta que las autoridades políticas "no valoren este sector como un tejido industrial"

El pasado viernes, el Consejo de Ministros aprobaba las ayudas para todos los afectados por el último temporal, que ha dejado en la provincia daños millonarios. Sin embargo, las flotas pesqueras no han entrado en este reparto.

Las flotas pesqueras de arrastre y cerco que pueden faenar en el Golfo de Cádiz, así como las artesanales que faenan en las aguas cercanas a las bahías de Conil y Barbate, cierran este mes de febrero con apenas jornadas laborables contabilizadas al permanecer amarrados a puerto los barcos, debido a los fuertes temporales de viento y lluvia que han azotado la provincia.

Estas dos flotas culminaron el pasado lunes 15 de febrero sus respectivas paradas biológicas. Desde entonces, han sido pocos los barcos que han podido salir a faenar, debido a las adversas condiciones climatológicas, cuyas previsiones para el mes de marzo se asemejan mucho a las actuales, según han avanzado algunas cofradías.

Este sector continúa a la espera de que la Administración autonómica responda a la petición realizada esta misma semana para articular ayudas extraordinarias para que los pescadores puedan paliar, en parte, las pérdidas económicas que le está causando dicha inactividad.

En este sentido, el patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Barbate, José Manuel Martínez, apuntaba que "con la flota amarrada a puerto, esto es una auténtica ruina, ya que aquí no se está ganando nada porque los barcos no tienen actividad. Sin embargo, sí hay una serie de gastos por el mantenimiento de la embarcación en el puerto, su guardería, los préstamos de los bancos, el personal consumiendo su desempleo, los expedientes de regulación de empleo que conlleva el pago de la Seguridad Social. Es decir, que aparte de no ganar, también tenemos que estar poniendo para ir perdiendo", se lamentaba.

Martínez, destacaba que "además de no tener ningún tipo de ayuda ni compensación por esta situación, no se tiene ningún reconocimiento de las paradas biológicas, ni ninguna protección o seguro que cubra este tipo de inclemencias con alternativas a la falta de actividad".

En opinión del patrón mayor de la Cofradía de Barbate, "en el sector pesquero estamos totalmente desamparados y sin saber qué hacer. Se está acumulando un problema tras otro, y cuando nos demos cuenta, aquí estará todo el mundo arruinado".

Otra flota, la artesanal de Conil también sufre esta inactividad, que en su caso también paraliza las ventas en la lonja pesquera que cerró la anualidad de 2009 como la peor en ventas desde 1.992, según destacó el secretario de la entidad pesquera, Nicolás Fernández.

A ello hay que unir las malas perspectivas para la flota dedicada a la almadraba, pendiente de si se decide la inclusión del atún rojo como especie protegida y, por tanto, se prohibe su comercio internacional.

Días atrás, la Comisión Europea anunció su apoyo a este veto pero con matices para que la flota artesanal continúe realizando su labor, algo que no acaba de convencer al sector almadrabero gaditano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios