Matronas Mucho más que la atención al embarazo y el parto

  • Las matronas defienden su cualificación para atender a la mujer durante todo el período fértil, en su salud reproductiva, sexualidad y climaterio

De izquierda a derecha, las matronas Rosa Girón y Aroa Vaello delante del Hospital Puerta del Mar. De izquierda a derecha, las matronas Rosa Girón y Aroa Vaello delante del Hospital Puerta del Mar.

De izquierda a derecha, las matronas Rosa Girón y Aroa Vaello delante del Hospital Puerta del Mar. / Lourdes de Vicente

Las enfermeras especialistas en Obstetricia y Ginecología, conocidas tradicionalmente como matronas, son las profesionales que atienden a las mujeres durante el embarazo, el parto y el puerperio (período de tiempo que dura la recuperación completa del aparato reproductor después del parto); pero estas no son sus únicas competecias.

Según explican Rosa Girón Zambonino, vocal matrona del Colegio de Enfermería de Cádiz, y Aroa Vaello Robledo, vocal de la Asociación Andaluza de Matronas en Cádiz, la matrona es la profesional cualificada para atender a la mujer durante toda su época fértil, desde la primera regla hasta la última, en su salud reproductiva, sexualidad y climaterio. Añaden que durante el embarazo y el parto, también atiende al resto de familiares –ofreciendo consejos y apoyo para recibir al bebé e incorporarlo a la familia– y al recién nacido durante sus primeros 28 días de vida.

Señalan que para ser matrona, primero hay que obtener el título de diplomado (actualmente graduado) en Enfermería, aprobar un examen de ámbito nacional (EIR) y realizar una Residencia de dos años "donde hay una formación regulada y reglada por el Ministerio de Salud", apuntan estas profesionales, detallando que se trata de una formación tanto teórica como práctica. Para esta última, realizan rotaciones en paritorios, urgencias obstétricas, consultas de Ginecología, en las plantas de Maternidad de los hospitales y en los centros de salud.

Esta formación las cualifica para realizar una labor asistencial, gestora, docente e investigadora, tanto en el ámbito hospitalario como en Atención Primaria, abarcando amplias competencias. Así, están preparadas para liderar la asistencia de la mujer en el parto normal y en la identificación de complicaciones o desviaciones de la normalidad que precisen la atención del obstetra; para atender a las mujeres y a los recién nacidos en la planta de Maternidad; para prestar sus servicios en las urgencias de Obstetricia y Ginecología, y en las consultas de diagnóstico prenatal, de embarazos de riesgo y de fertilidad, entre otras. En el ámbito de la Atención Primaria, están cualificadas para intervenir en los programas de prevención del cáncer ginecológico (mama y cérvix), realizar educación sexual, atender las consultas de planificación familiar, atender a las mujeres en la menopausia, el climaterio y la recuperación del suelo pélvico, realizar citologías y también educación sanitaria para la prevención de embarazos no deseados e infecciones de transmisión sexual.

Las matronas reclaman estar presentes en todos los lugares donde tienen competencias

Pero la realidad es que, en la práctica, las matronas no llegan a realizar todas estas funciones. Estas profesionales se quejan de que existe una gran limitación en el desarrollo de sus competencias, lo que supone una infrautilización de las matronas y un desaprovechamiento de sus conocimientos. Esto tiene como consecuencia que una buena parte de las mujeres no recibe la atención adecuada por el profesional idóneo. Ante esta situación, tanto Rosa Girón como Aroa Vaello reivindican la presencia de las matronas en todos los lugares donde tienen competencias, y la primera se cuestiona: "Si el sistema ha organizado una formación tan buena, que cuenta con mucho dinero y recursos, ¿por qué no nos utilizan en todas nuestras competencias?".

Para ello, ambas reconocen que primero habría que aumentar el número de enfermeras especialistas en Obstetricia y Ginecología. Aroa Vaello explica que la ratio de matronas se calcula por el número de nacimientos vivos, es decir, sólo se tienen en cuenta los embarazos, por lo que la atención a la salud sexual, la planificación familiar y el climaterio se ve mermada.

Afirma que actualmente, en la provincia de Cádiz hay 44 matronas, que, por falta de tiempo, no pueden desarrollar todas sus competencias y tienen que ceñirse principalmente a atender al embarazo, parto y puerperio, simultaneando en la mayoría de los casos la asistencia en varios centros de salud las que realizan su labor en Atención Primaria. Por eso, estas dos profesionales gaditanas hacen hincapié en que "hacen falta más matronas para poder atender de forma satisfactoria a toda la sociedad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios