Cultura

Mañana empieza en el Cortijo de Ducha la Semana de la Música

  • La actividad, del Grupo Romero Caballero, está patrocinada por Diario de Jerez

Mañana dará comienzo en el Cortijo de Ducha la Semana de la Música 'Grupo Romero Caballero' patrocinada por Diario de Jerez. Serán cinco conciertos, de lunes a viernes, que de nuevo harán las delicias de todo tipo de públicos. Concretamente, mañana actuará la Orquesta Maestro Álvarez Beigbeder, el martes Ironics, el miércoles Chocolata, el jueves José de Lola y el viernes Parking Radio. La entrada es libre y gratuita y todas las actuaciones comenzarán a las nueve y media de la noche.

Por otra parte, hoy a la misma hora, también en el Cortijo de Ducha, se pondrá en escena la última de las funciones de la Semana del Teatro 'Grupo Romero Caballero'. Será la madrileña Compañía Kimera la encargada de representar 'La dama boba'. De Finea y Nise es una adaptación de 'La dama boba' de Lope de Vega que cuenta con un reparto artístico integrado por Miguel Rascón, Ana Salas, Lucía Espín y Héctor González.

La Kimera surge como un proyecto nacido de las ganas de crear y de sumergirse en la investigación teatral desde la creación de personajes, de cuatro jóvenes actores que se conocieron en la escuela de interpretación de Cristina Rota. Una vez acabados sus estudios decidieron emprender este viaje hacia el Siglo de Oro del teatro español de Lope de Vega. Surge también de la necesidad de implicarse en la más pura comedia; intentando así hacer de la experiencia teatral una experiencia cercana y popular, en la que público y personajes se mezclan e interactúan, aún hablando en castellanos de épocas diferentes.

El proceso de creación colectiva, desde el comienzo, ha sido una aventura estimulante para la compañía; el sumergirse en la adaptación de un clásico intentando comprender su lenguaje, los conflictos de cada uno de los personajes en relación a la trama, la utilización del verso y su métrica. Empezando por la dramaturgia y la adaptación del texto que íbamos a "humildemente profanar" todo fue una pequeña odisea. Ha pasado por diferentes extensiones, "hemos añadido y quitado escenas a lo largo de todos estos meses de creación, todo esto buscando la organicidad y viendo qué podría aportar cada actor a su personaje manteniendo siempre la estructura formal de la obra original".

A partir de aquí la improvisación pasó a ser la herramienta principal de búsqueda con la que el elenco actoral pudo ahondar en cada situación específica sin romper la forma clásica que había en un principio. Teniendo en cuenta que la base de la improvisación es aprender a actuar la acción, no el efecto o el resultado final, descubrimos cualidades y caracteres de cada uno de los personajes descartando los juicios de valor "que como espectadores podríamos haber llegado a tener".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios