Cultura

Manuel Pérez Mota inicia una nueva etapa profesional

  • Con el apoyo de Gregorio Cruz Vélez comienza un periodo de lucha para meter la cabeza en los carteles y ferias que merece un profesional serio y que se la juega

Manuel Pérez Mota, el matador de El Bosque, ha iniciado su campaña 2009 con sus entrenamientos camperos. Estrena nuevo mentor, Gregorio Cruz Vélez y acaba de lidiar a puerta cerrada dos machos de la ganadería Condesa de Sobral, pura sangre Torrestrella, en los Alburejos.

-¿Como afronta el 2009?

-Muy ilusionado porque esta nueva etapa es algo que yo personalmente esperaba. He estado dirigido por personas que han hecho todo lo que han podido y a las que le estoy muy agradecido, pero en muchos momentos he echado en falta un profesional al lado. No es lo mismo un apoderado por pasión o por disfrute que un apoderado que ha sido profesional, que se ha codeado con todas las figuras del toreo y que vive el toro. Esto me da estabilidad y cuando llegue la lucha me voy a sentir mucho más arropado.

-Ha sufrido el famoso bache tras la alternativa pero de contratos.

-Sí. Pese a quien le pese fui figura de los novilleros, en actuaciones y en importancia de las plazas, triunfando en todas. Recibí los premios más importantes que puede recibir un novillero como la última oreja de plata de RNE o el premios del Cossío. Tomé la alternativa en una feria de categoría, con dos figuras, y el único triunfador de la tarde fui yo, que salí por la puerta grande. Ese año todas las corridas que toreamos fueron triunfos fuertes y por la puerta grande. La temporada 2008, de nueve corridas de toros, igual, pero la única plaza de categoría fue Santander en cartel de figuras con Ponce y Castella. Corté una oreja porque pinché el segundo toro pero fue una tarde muy importante, y en Sanlúcar y en las otras corridas creo que he rayado a un gran nivel como para tener oportunidad o cabida en otras ferias más importantes.

-¿Cuales son los objetivos?

-Lo importante es que las cosas se hagan muy bien y con seriedad desde el principio, y acudir a los sitios que se vaya con la máxima dignidad y categoría; ponerte el sello de torero serio, que sepan que van a contratar a un gran profesional y a un torero que está dispuesto a jugarse la vida y el que se la juega merece ser contratado con la máxima dignidad.

-En Los Alburejos y ante toros de Condesa de Sobral, es usted casi torero de la casa.

-Gracias a don Alvaro Domecq Romero y a don Alfredo Erquicia. Hasta somos los únicos matadores de toros que hemos hecho la primera comunión en Los Alburejos, gracias a Don Álvaro Domecq Díez. Fue un 24 de diciembre. Tanto su hijo como don Alfredo nos han seguido ayudando y apoyando. Siempre he estado muy congeniado con esta ganadería, con su tipo y embestida. Es un toro que me gusta y creo que lo entiendo.

-Queremos ver al torero que triunfó este año en Ubrique.

-Y más porque no estoy ni a un 30 o 40 por ciento de lo que sé que soy capaz de dar. Hace falta tiempo, madurar y torear. Estoy madurando a grandes pasos pero se va a ver cuando tenga la oportunidad de estar con frecuencia en la cara del toro.

-Ahora viene lo duro.

-El que más va a luchar voy a ser yo. Los contratos vendrán a cuentagotas y necesito el apoyo de los aficionados y de la gente que confía en mi. No los voy a defraudar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios