Cultura

Radiohead y Blur critican el plan británico contra las descargas

  • Diversos grupos y solistas se oponen "con vehemencia" al proyecto gubernamental de corte de conexión a los usuarios que "bajen" contenidos protegidos por 'copyright'.

Radiohead y Blur, entre otros músicos, criticaron hoy el plan del Gobierno británico para castigar, con la suspensión del servicio, a los internautas que descarguen de la red contenidos protegidos por copyright a fin de combatir la piratería.

"Eso va dar inicio a una guerra que no ganarán", advirtió el guitarrista de Radiohead Ed O'Brien, miembro de Featured Artists' Coalition (FAC), un grupo de presión que aglutina a músicos y que se opone a la idea del Gobierno. "Hablé el otro día con un pirata en serie que es un amigo. Él descarga películas y no ha pagado por la música en seis años. Le pregunté su opinión sobre eso (el proyecto gubernamental) y se echó a reír. Me dijo: 'incluso si me cortan el servicio, todavía podría hacerlo", declaró O'Brien a la cadena pública BBC.

Por su parte, el batería de Blur, Dave Rowntree, afirmó que la FAC está en contra de la descarga gratuita de contenidos protegidos por copyright, aunque otros intentos de afrontar ese problema con medios legales han puesto a los seguidores contra la industria musical y los propios artistas.

"No queremos hacer enemigos entre nuestros fans. Lo más sensato es intentar ver cómo podemos ganar dinero con la actividad de las descargas, que es prueba de que hay mucho interés en la música", subrayó Rowntree. En la misma línea, el cantante Billy Bragg señaló que la propuesta del Ejecutivo acarrea el "peligro de apartar a la gente joven de la idea de escuchar música".

La FAC ha unido fuerzas con la Academia de Compositores Británicos y la Asociación de Productores Musicales para "oponerse con vehemencia" a los planes de castigar a los usuarios que hacen descargas gratuitas de contenidos protegidos, según una declaración conjunta.

Por contra, la Industria Fonográfica Británica, que representa a las discográficas, considera que el Gobierno hace bien en barajar la "suspensión temporal, como último recurso, de cuentas usadas de manera repetida pese a las advertencias". En el informe Reino Unido Digital, publicado el pasado junio, el Gobierno laborista se fija como objetivo reducir la piratería en un 70% en el primer año de aplicación de las medidas contenidas en el documento.

En un principio, el Ejecutivo había dado de plazo al regulador Ofcom hasta 2012 para analizar si son necesarias "medidas técnicas", como reducir la velocidad de banda ancha o bloquear el acceso a webs de descarga. Sin embargo, el Ministerio de Empresa e Innovación indicó el mes pasado que ese plazo es ahora "demasiado largo para esperar".

La iniciativa del Gobierno británico guarda relación con la adoptada por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, cuyo Ejecutivo redactó una ley contra la piratería en internet que permitía cortar el acceso a la red. No obstante, el Consejo Constitucional, máximo organismo garante de la Constitución en Francia, rechazó la parte del texto que estipula que una autoridad administrativa puede adoptar la restricción del servicio y precisó que sólo un juez puede determinar la sanción a los internautas que descarguen contenidos protegidos por copyright.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios