Arte

La belleza de la insatisfacción

  • María Luisa Rey inaugura este lunes en ‘ArteaDiario’ una muestra llamada ‘Obras recientes’

La pintora María Luisa Rey, junto a la obra reina de la muestra. La pintora María Luisa Rey, junto a la obra reina de la muestra.

La pintora María Luisa Rey, junto a la obra reina de la muestra. / Manuel Aranda (Jerez)

Esta vez, María Luisa tiene miedo de salir al escenario. La propuesta que protagoniza le inquieta, le provoca un ‘no sé qué’ por el estómago... A pesar de todo, de que su cuerpo y su mente estén alertas, su corazón respira tranquilo, confía en ella y, sobre todo, en sus manos.

‘Obra reciente’ es la muestra que la autora María Luisa Rey inaugurará este lunes, 4 de febrero, a las 20 horas, en el espacio cultural de Diario de Jerez ‘ArteaDiario’.

Después de nueve años, la autora regresa a esta sala para exponer figuras inspiradas en una fotografía que el pasado verano le hizo a su sobrina Ariadna, en El Palmar. Recién levantada, con sus chanclas moradas, una cara de tranquilidad absoluta y toda la luz de la mañana es la obra reina de esta muestra en la que también, en formatos más pequeños, participa la felicidad de otros niños.

Un faro de María Luisa Rey. Un faro de María Luisa Rey.

Un faro de María Luisa Rey. / M. A. (Jerez)

Tumbados junto a un bosque, sentados en un banquito, jugando en la playa, en una terraza... Situaciones cotidianas vividas por los pequeños con total alegría y vistas con arte por los ojos de Rey. “De las figuras trato de captar las sensaciones de ese momento, me condiciona un poco lo que son las pinceladas. Me paro en ellas, en las figuras, más que en el resto de mis obras”, cuenta Rey.

Rostros de serenidad, quizás una pintura de una belleza más encorsetada que da pie a otro tipo de obras más salvajes, con pinceladas más sueltas, desfogadas y libres. Es el caso de los faros, olas desbocadas que rompen contra estos vigías de piedra.

O los toros, “que rompen con la línea de la exposición. Me gusta su energía, cuando corren por el campo, no los pinto parados, me atrae el movimiento, su fuerza”.

Y hay una bicicleta. “Me gusta pintarlas. La primera bicicleta que pinté tuvo mucho éxito y desde entonces las pinto. Con ella me desquito de los retratos, me da más libertad, es mi zona de recreo, es una forma de evadirme”.

“Siempre estoy insatisfecha con la pintura que hago porque los cuadros, cuando están dentro del estudios los veo de una manera, y cuando salen los veo de otras. Exponer en el Diario es para mí una responsabilidad, algo de miedo, respeto. Yo no pinto por pintar, ni me gusta hacerlo rápido. Siempre doy algo de mí y esta muestra me ha tenido enfrascada desde el año pasado. Lo que más me cuesta es elegir un tema, decidirme”, reconoce.

María Luisa Rey tiene a la vista tiene una serie de exposiciones como la del gaditano Castillo de Santa Catalina, en la que participará junto a otras once pintoras más, en el próximo mes de marzo; y en Ubrique, en septiembre, además de todos los encargos que tiene guardados en cartera.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios