Cultura

El derribo del edificio del siglo XVIII de la plaza de Aladro cuenta con todos los permisos

  • Tanto la Consejería de Cultura como Urbanismo han dado el visto bueno a esta intervención

El arquitecto Tomás Ramírez, bajo cuya responsabilidad se ha llevado a cabo el derribo de una casa del siglo XVIII situada en la plaza de Aladro esquina con la calle Santa Rosa y Zaragoza, ha salido al paso de las críticas surgidas, dentro del seno de la Plataforma por el Patrimonio Histórico, hacia esta actuación que sólo ha dejado en pie la fachada de dicho inmueble, mientras que miembros de dicha plataforma consideran que se podían haber conservado los muros.

Tomás Ramírez explicó ayer que "hemos hecho el derribo en fin de semana con todos los permisos y licencia de derribo, tanto por parte de la delegación municipal de Urbanismo como de la Consejería de Cultura".

También señaló que "si hemos aprovechado el fin de semana para hacerlo es porque la gente se va a la playa, la ciudad se queda más vacía y así había menos peligro. También teníamos los permisos para parar el tráfico y de hecho la licencia para el derribo la teníamos desde hace un mes, pero hemos preferido esperar hasta que acabasen los colegios para que no hubiera tanta circulación y así no se corrieran riesgos".

En cuanto al derribo en sí del inmueble asegura que "se ha conservado lo que había que conservar, la fachada, que es lo que está fijado en el catálogo del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), donde se establece perfectamente qué es lo que se tiene que conservar y qué es lo que se puede derribar. Nosotros hemos seguido escrupulosamente la norma y quienes han criticado esta actuación antes deberían haberse informado, porque nosotros no somos piratas, sino gente titulada que hemos pedido los permisos correspondientes y ya han pasado incluso los inspectores. Ramírez dijo estar "muy indignado porque, ¿cuándo vamos a construir algo en Jerez si a cada paso que das te pisan el pescuezo? Bastante daño se le está haciendo ya a la construcción".

No sólo han salido voces críticas contra este derribo en el seno de la Plataforma pro Defensa del Patrimonio Histórico, sino también en el blog Jerez, Patrimonio Destruido donde se quejan de "la insuficiente protección de nuestro PGOU, "que impone únicamente la conservación de las fachadas de la antigua e histórica Posada del Molino del Judío (el edificio del que tratamos) y ningún tipo de protección para la parcela anexa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios