Última hora Confirmado: El Gran Premio de Motociclismo de Jerez se celebrará del 28 al 30 de abril de 2023

Cuchillo sin filo

Francisco Correal

fcorreal@diariodesevilla.es

Triduo

En Cataluña copiarán los manuales ingleses donde Drake es el héroe que hundió la Armada Invencible

En 1519, Carlos I de España y V de Alemania se encontraba en Barcelona, donde asistía a una sesión del Parlamento de Cataluña. Hasta allí se dirigieron tres enviados de Hernán Cortés con un informe de la conquista de México, que había tenido lugar ese mismo año. También estaban en Barcelona dos personajes que encarnaban dos formas diferentes de ver la relación de España con el Nuevo Mundo: a uno, Gonzalo Fernández de Oviedo, lo nombró Carlos V cronista real de Indias, cruzó diecisiete veces el Atlántico y está considerado como el autor de la primera novela que se escribió en América; el otro, el dominico sevillano Bartolomé de las Casas, nombrado obispo de Chiapas en la misma iglesia de la Magdalena donde está bautizado Murillo, encarnó la defensa de los indios y la crítica más feroz de los encomenderos.

El primer barco con noticias de México llegó a finales de ese mismo año al puerto de Sanlúcar de Barrameda, del que dos meses antes habían partido las cinco naves comandadas por Magallanes con dirección a las islas de las Especias. Ese encuentro en Barcelona es el frontispicio del libro España. Centro del mundo. 1519-1682, obra del hispanista británico Robert Goodwin. Empieza hace justamente quinientos años. En 1519 entra en escena un soldado-poeta que murió en el campo de batalla, Garcilaso de la Vega. "Si Garcilaso viviera, yo sería su escudero. Qué buen caballero era", escribió Alberti.

Goodwin cuenta en la introducción que en el colegio a los niños ingleses les contaban que Francis Drake era un héroe que había destruido la Armada Invencible y que España era el país de la Inquisición y de los conquistadores salvajes. Manuales que ahora parece que quieren recuperar en Cataluña, donde los Reyes Católicos han desaparecido de los libros de texto. Los abuelos del emperador que hace quinientos años estaba en Barcelona y avaló la primera circunnavegación; los bisabuelos del rey Felipe II a quien Hugh Thomas llama en su biografía El señor del mundo. Y lo más triste es que nadie se inmuta. El secesionismo gobernante, centrado en su triduo -Diada, aniversario del 1-0, sentencia del procés-; los demás, indiferentes, Spain (título original del libro de Goodwin) is indifferent, rasgándose las vestiduras por cualquier chorrada. Lo dice el evangelista: "Filtráis el mosquito y os tragáis el camello".

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios