CATAVINO DE PAPEL

Manuel Ríos Ruiz

La saeta en la discografía antigua

HCABAMOS de recibir el disco de saetas titulado "Mi niño costalero" (Rocío S.L.), con dieciséis voces saeteras, entre ellas la del jerezano Manolo Simón. Se trata de una singularidad en estos tiempos, puesto que discográficamente la saeta viene siendo mínimamente atendida. Y hay que reconocer que la saeta tuvo su esplendor en los discos de pizarra, en la discografía antigua, en los volúmenes de setenta y ocho revoluciones por minuto.

Y fue Manuel Vallejo quien más saetas incluyó en sus numerosos discos, un total de diecinueve, creando estilo y difundiendo los más conocidos desde los primeros años veinte. Le siguen en número de saetas grabadas Manuel Centeno, con dieciocho, un cantaor que los historiadores del estilo consideran auténticamente creador en este cante, al igual que El Cojo de Málaga, que sumó catorce saetas en su amplia discografía, mientras que Canalejas de Puerto Real dejaba seis en sus grabaciones. Y un saetero principal, El Gloria, verdadero maestro del cante por saeta, nos dejó recogidas en disco cuatro ejemplos admirables. Y la misma cifra El Mochuelo. Lo mismo que el genial Manuel Torre, cuya saeta ha quedado como máximo exponente del estilo, especialmente con la letra que dice: "Como no tenían naíta que hacerle/ le escupen y le abofetean/ y le coronan de espinas/ y la sangre le chorrea/ por su carita divina". Anotemos que el primer tercio se alarga, por exigencia del cante, una de las modalidades especiales que se observa en las primitivas saetas de Jerez, cuando aún no estaban configuradas como saetas por siguiriyas. Otros cantaores de aquellos tiempos que garbaron saetas fueron Escacena, El Gorito, Guerrita, Niño Isidro, Bernardo de los Lobitos, Niño Medina, Mazaco, Niño del Museo y Niño de Villanueva.

Y fue la voz de una mujer, la de la jerezana La Serrana, la primera que grabó en disco una saeta, haciendo la versión de su padre Paco La Luz. Por su parte, la magistral Niña de los Peines, con ocho saetas en sus discos, es la mayor divulgadoras del estilo en su época. Siguiéndole con seis La Andalucita, con cuatro Estrellita Castro, Isabelita de Jerez y La Trianita. Otras cantaoras que grabaron saetas en discos de pizarra son Emilia Benito, Lola Cabello, Gracia de Triana, Gracia Montes, La Niña de la Puebla, La Rubia y La Trinitaria.

En 1928, ante el auge de la saeta y su divulgación discográfica, el compositor Joaquín Turina escribía; "Los profesionales del flamenco han inventado una nueva forma de saeta, procedente de la siguiriya, amoldando un poco las fórmulas al sentido siempre religioso de las palabras". Nos ha congratulado, pues, recordar a los primeros artífices profesionales de la saeta, indagando en las grabaciones de antaño, porque consideramos que se merecen una muy cierta pleitesía.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios