Provincia

Una especie de helecho amenazada casi cuatriplica sus poblaciones

  • La 'Pteris incompleta' ha alcanzado la cifra de 1.148 ejemplares

  • En la península, esta planta se encuentra en Los Alcornocales

La presencia de estos helechos está ligada a cursos de aguas permanentes. La presencia de estos helechos está ligada a cursos de aguas permanentes.

La presencia de estos helechos está ligada a cursos de aguas permanentes. / d.c..

Los trabajos de seguimiento que desarrolla la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio en el marco del Plan de Recuperación de Helechos confirman que la especie Pteris incompleta ha casi cuatriplicado desde 2014 el número de ejemplares alcanzando la cifra de 1.148 agrupados en ocho localidades. Esta planta, considerada en peligro de extinción por su reducido número y la extrema fragilidad de los ecosistemas donde habita, se encuentra en la península ibérica en el Parque Natural Los Alcornocales, un espacio perteneciente a la Red Natural 2000 y declarado Zona de Especial Conservación (ZEC).

Al igual que el Diplazium caudatum, otro helecho relicto, el área de distribución en Andalucía del Pteris incompleta se limita a bosques lauroides (muy similares a bosques de época terciaria) con presencia de rododendros, acebos, avellanillos y alisos. Además, las denominadas albinas, surgencias superficiales de pequeño caudal generalmente próximas a arroyos, constituyen el hábitat donde se asientan las localidades más importantes. Igualmente se encuentra en tajos y taludes rezumantes e incluso en zonas aparentemente secas en las que sus raíces alcanzan corrientes subterráneas.

No en vano, la presencia de esta especie está ligada a cursos de aguas permanentes en lugares húmedos y umbríos, donde las precipitaciones horizontales aportadas por los vientos de levante juegan un papel fundamental para el mantenimiento de las condiciones ambientales de elevada humedad que esta planta amenazada requiere. Este hecho se encuentra en toda la región macaronesica (Canarias, Azores y Madeira) excepto Cabo Verde, en el norte de Marruecos y en dos zonas de la península ibérica (sierras del sur de la provincia de Cádiz y sierra de Sintra en Portugal).

Las principales amenazas a la que se enfrenta esta especie están relacionadas con la óptima conservación de los enclaves donde vegeta. Las alteraciones climáticas, con sequías y largos periodos de estiaje, y el aumento de la insolación como consecuencia de la desaparición de la cubierta arbórea, pueden suponer uno de los principales problemas para su conservación. Otros factores que afectan directamente a la conservación de la especie son la presencia de especies exóticas invasoras en alguna de las localidades la presión realizada por parte de herbívoros silvestres o el uso público no controlado.

Cabe destacar que una gran parte de los enclaves donde se asientan comunidades de esta especie están situados dentro de fincas de propiedad privada, con cuyos titulares es necesario desarrollar programas de colaboración dirigidos a mejorar la conservación de los bosques y lograr un aprovechamiento forestal adecuado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios