Provincia

El fiscal pide diez años para un acusado de atropellar a su esposa

  • El escrito de acusación afirma que un hombre apartó a la mujer, en Villamartín, cuando la iba a arrollar por segunda vez un coche que conducía el procesado

El fiscal solicita diez años y tres meses de prisión para A.B., un vecino de Villamartín a quien acusa de haber intentado matar a su esposa cuando el 8 de abril de 2007, poco después de una discusión conyugal en el domicilio de ambos, arremetió contra ella al volante de su vehículo en una calle de esa localidad.

El procesado arrolló a la mujer e intentó atropellarla una segunda vez pero no lo logró gracias a la intervención de un hombre que consiguió apartar a la víctima hacia la acera, afirma el escrito de acusación.

La mujer sufrió lesiones de las que tardó en sanar 60 días y que, además, la dejaron 30 días impedida para sus ocupaciones habituales.

El procesado será juzgado el próximo día 15 en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cádiz, a la que llegan todos los casos de violencia doméstica de la provincia susceptibles de juicio en la Audiencia. El fiscal acusa a A.B. de dos delitos: uno de tentativa de homicidio y otro de maltrato habitual.

El escrito de calificación provisional del fiscal explica que tras el frustrado segundo atropello, el procesado se bajó de su coche, se dirigió a su esposa y le dijo a la mujer de forma insistente que la iba a matar.

El episodio del atropello no fue un hecho aislado, sino que se produjo en un clima de violencia doméstica continuada que se remontaba seis años atrás, según indica el fiscal.

El escrito de acusación relata que el procesado sometió a su esposa a continuos malos tratos prácticamente desde el inicio del matrimonio. Se estableció entonces entre ellos, agrega, una relación patológica de dependencia que desembocó en un círculo violento, con conflictos habituales y agresiones físicas y verbales, escenificado tanto en público como en privado.

El fiscal explica que durante toda la convivencia, el procesado marcó una situación de violencia de larga duración en la que se produjeron diferentes formas de abuso que estuvieron caracterizadas por un desequilibrio de poder.

Además de los diez años y tres meses de prisión, el fiscal reclama al tribunal de la Sección Tercera que condene al procesado a indemnizar a la víctima con 9.000 euros: 3.000 por las lesiones físicas que sufrió y otros 6.000 por daños morales.

También solicita el representante de la Fiscalía que la condena incluya la prohibición al acusado de acercarse y comunicarse con la víctima, por cualquier medio, en un plazo de cuatro años.

El procesado ingresó en prisión preventiva dos días después del atropello.

El artículo 172.2 del Código Penal castiga con la pena de prisión de seis meses a tres años a quien habitualmente ejerza violencia física o psíquica sobre quien sea o haya sido su cónyuge o sobre una persona que esté o haya estado ligada a él por una análoga relación de afectividad incluso en los casos en que no haya habido convivencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios