Provincia

"Con la llegada del tren, seremos más competitivos, eficaces y rápidos"

  • El delegado de Ership, Luis Durán, afirma que "nos acercará a tráficos hasta ahora difíciles"

Sus más de 20 años en el sector le convierten en voz más que legitimada para valorar el significado real que tendrá la llegada del tren hasta el Bajo de La Cabezuela de Puerto Real. Luis Durán es en la actualidad delegado de la empresa Ership en Cádiz. Esta firma operadora nacional de mercancías trabaja desde hace cinco años desde esta dársena portuaria, los mismos que lleva viendo una vía tan sólo dibujada en un papel.

Luis Durán considera a este respecto que hay otros muchos puertos españoles que llevan más de 25 años viendo dibujos que nunca se hacen realidad.

El delegado de Ership dice ser de los que ven la botella medio llena y de los que prefieren ver el futuro con optimismo. "¿Para qué mostrar nuestras debilidades al competidor, no es mejor llevar siempre nuestras fortalezas y potencialidades por delante? Él confiesa que ya ha empezado a "vender" a sus clientes que La Cabezuela tendrá tren sí o sí en el espacio de dos o tres años.

A pesar de ello prefiere ser claro al decir que el tren es una condición necesaria aunque no suficiente.

Con las cifras por delante demuestra que el mapa portuario español lleva años de retraso. En España el 2% del volumen de las mercancía que se mueven va en tren. El resto va aún por carretera. El camión conlleva unos problemas de sostenibilidad medioambiental que se suman a la pérdida de vidas humanas en los miles de accidentes mortales que se cuantifican en España al año.

"¿Que si la llegada del tren conllevará un crecimiento inminente? Claramente, no". Con una de cal y otra de arena, Luis Durán pone sobre la mesa un mapa en el que dibuja un arco que limita los 200 kilómetros de zona de influencia (hinterland) con los que cuenta su empresa, ahora sin contar con el tren. Con la llegada del ferrocarril, el delegado de Ership calcula que su hinterland llegará a los 500 kilómetros, lo que hará posible, incluso, que el puerto de Cádiz se convierta en puerto de entrada y salida para zonas hasta ahora casi inalcazables de Castilla La Mancha, como muy cerca.

Pero no todo termina con la colocación de esos 4,5 kilómetros de vía, ahora les tocará invertir en apartaderos que permitan la carga y descarga de las mercancías sin que ello suponga obstaculizar la vía. "Siempre es bueno recordar que el tiempo se traduce en dinero".

A ese respecto, Durán recuerda que puertos como el del Huelva, perfectamente vertebrado desde el punto de vista del ferrocarril desde hace muchos años, nos lleva "diez cuerpos por delante". Así, enumera sus principales competidores en puertos como Huelva, Málaga y Sevilla, e incluso, según en qué mercancías Motril. "Más nos vale a todos reconocer que Algeciras juega en otra liga", asimila el máximo responsable de Ership en la provincia de Cádiz. Sobre Sevilla, estima también que le saca rendimiento a su tren. Sin embargo reconoce que Motril lo tiene complicado a este respecto y que Málaga sí cuenta con tren pero, por problemas operativos, al tener que atravesar toda la ciudad, no le es del todo rentable.

Esos apartaderos otorgarán la "capilaridad necesaria en un trazado de un tren de mercancías que sí lo convertirá en más rentable para todos los operadores. "Sin ese apeadero cercano para la manipulación de la mercancía, es difícil".

Luis Durán reconoce que asistió con ilusión a la firma de la cesión de los suelos por parte del Ayuntamiento de Puerto Real y que, ese mismo día asistió a una comida con la presidenta de Puertos del Estado, Ornella Chacón, y con el resto del empresariado del puerto de la Bahía de Cádiz. Sabe que "con las vías ya tenemos la infraestructura. Ahora podremos acceder a una serie de tráficos a los que ahora no tenemos acceso".

"Cuando el ferrocarril funcione, que esto ocurrirá pronto, el puerto será más competitivo, dinámico y líquido, es decir que nos otorgará una mayor capacidad de reacción y nos hará ser más eficaces y rápidos a la hora de colocar nuestras mercancías en el mercado", afirma del todo convencido el delegado de Ership.

En cuanto a los largos 20 años de espera, Durán prefiere mirar siempre adelante y ser "constructivo". "Ahora ya vendo un puerto con tren". Cree que Cádiz cuenta con una Autoridad Portuaria "diligente y sensible con las necesidades del sector y del mercado. "Han hecho lo que han podido, y, de una manera o de otra, terminaremos pronto teniendo un tren que nos hará ser más grandes y, sobre todo, más competitivos en un mercado en el que o luchas y te pones al día o te mueres".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios