Salud y Bienestar

Desarrollan un método para comprobar la calidad y seguridad de los alimentos

  • La tecnología analiza los gases emitidos por los alimentos mediante sensores metal-óxido

Investigadores alemanes han desarrollado un sistema nuevo basado en sensores de metal-óxido que podría comprobar la calidad y la seguridad de los alimentos de forma barata y fiable. Los investigadores, de los Institutos Fraunhofer de Biología Molecular y Ecología Aplicada (IME) y de Técnicas Físicas de Medición (IPM), afirmaron que su innovador sistema analiza los gases emitidos por los alimentos in situ, por lo que ya no sería necesario enviar las muestras a un laboratorio. El sistema ofrece algo que no ofrecen las pruebas en un laboratorio: realizar comprobaciones rápidas y baratas. Mide componentes volátiles para determinar la madurez de las frutas y verduras y si son aptas para la venta y su posterior consumo.

El doctor Mark Bücking, director del Departamento de Análisis Medioambiental y Alimentario del IME, explicó que el sistema se fundamenta en distintas tecnologías. Los sensores de metal-óxido, que se conocen sobre todo por su empleo en automóviles (en los que su función es cerrar la ventilación de un vehículo al entrar éste en un túnel, por ejemplo), son la pieza básica del diseño. "Los investigadores del IPM han profundizado en el desarrollado de estos sensores", declaró el doctor Bücking. Antes de que el gas alcance los sensores, explicó, atraviesan una columna de separación en la que se filtran sustancias que carecen de relevancia para el aparato. "Si un gas pasa por el sensor a temperaturas de entre 300 °C y 400 °C, se quemará en el punto de contacto", añade.

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios