Epidemiología

Los datos sobre cáncer en España se basan sólo en el 17% de los casos

  • La falta de registros de la enfermedad hace que la radiografía estadística sea sólo parcial.

La Sociedad España de Oncología Médica acaba de publicar su documento "El cáncer en cifras' que, como todos los años, supone una fotografía fija de las cifras de esta común enfermedad que, a pesar de los avances médicos, sigue siendo la segunda causa de muerte en España. Sin embargo, aunque según la presidenta de la SEOM, Pilar Garrido, "la información que proporcionan es de vital importancia para establecer políticas de salud y para poder evaluar resultados", es inevitable recordar que estos datos son parciales. La razón: se calculan con los datos de incidencia y mortalidad disponibles en los registros de cáncer que existen en el país, que están muy lejos de cubrir al 100% de la población. De hecho, se sabe que solo el 17% de los tumores quedan debidamente registrados y pueden, por lo tanto, ser utilizados en este tipo de informes.

Según Garrido, como sociedad científica el papel de la SEOM es insistir en que los registros poblacionales de cáncer cubran la mayor población posible, idealmente el 100%, como ocurre en otros países."Así lo hemos manifestado en numerosas ocasiones a distintos interlocutores de las distintas administraciones", explica la presidenta de la entidad.

En cualquier caso y fuera de la polémica sobre si las cifras son representativas, los datos son agridulces. Por una parte desvelan que el cáncer va a seguir aumentando, es decir, mientras que en 2012 (últimas cifras disponibles) se extrapola que se diagnosticaron 215.534 casos de cáncer, las previsiones hablan de 227.076 nuevos casos para 2015, un incremento que se explicaría fundamentalmente por el mayor crecimiento de la población y su envejecimiento. Sin embargo, la mortalidad, que se situó en 2012 en 102.762 casos, ha experimentado un descenso de un 13% en las dos últimas décadas, entre 1990 y 2011. "El dato más importante es que la mortalidad disminuye a pesar de que aumenta la incidencia, lo que guarda relación con el envejecimiento de la población y la mayor esperanza de vida, mientras que la disminución de la mortalidad se debe, entre otras cosas, a prevención, diagnóstico precoz y tratamientos más eficaces", explica Garrido.

A más corto plazo también se ha registrado una disminución de la mortalidad. Si en 2010 la tasa de mortalidad era de 287 casos por 100.000 habitantes, en 2011 se redujo a 278,5. "Estamos convencidos de que las medidas de cribado de cáncer de colon recientemente implantadas y la actual ley antitabaco ayudarán mucho en este sentido", subraya Garrido.

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios