Coronavirus

El mercado de los test Covid

Las pruebas de detección de Covid deben realizarse en laboratorios. Las pruebas de detección de Covid deben realizarse en laboratorios.

Las pruebas de detección de Covid deben realizarse en laboratorios.

Quien más, quien menos, todos llevamos dentro a estas alturas a un especialista en coronavirus. Con todas las salvedades que una enfermedad totalmente nueva supone, los españoles conocen ya los síntomas, las formas de contagio, los protocolos de aislamiento y un sinfín de detalles sobre la Covid-19. En el imaginario colectivo hay ciertas nociones sobre cómo se está tratando o qué consecuencias puede haber cuando se agrava, y también algunas sobre las formas de detección. Sin embargo, el abanico de términos especializados es tan amplio que siguen existiendo muchas dudas acerca de los tipos de test que se realizan, para qué sirve cada uno o su grado de acierto.

Los más populares, sin duda, son los PCR, acrónimo (en inglés) de Reacción en Cadena de la Polimerasa. Se trata de la prueba que determina con total garantías que alguien está infectado por coronavirus en ese momento, tenga o no tenga síntomas. A través de una muestra recogida en la garganta mediante la temida banderilla que se introduce en la nariz, su análisis determina al 100 por 100 si se está padeciendo la enfermedad. Por esa razón, si ya la ha pasado el test PCR no sirve y se atiende a las otras dos pruebas conocidas, ambas serológicas. En otras palabras: detectando anticuerpos.

El segundo tipo de test más conocido es el rápido, que es de tipo serológico y busca anticuerpos o proteínas del coronavirus en una muestra de sangre o respiratoria de exudado nasofaríngeo, respectivamente. Los test rápidos funcionan como los de embarazo, esto es, un aparato que contiene una serie de reactivos que, en contacto con el virus, responde de una forma concreta. Como en el test de embarazo, hay una zona de control que verifica que la prueba se hace con éxito y una zona en la que se determina el valor positivo (dos líneas) o negativo (una sola línea) de la reacción. En unos 15 minutos ya es posible conocer si existen antígenos o anticuerpos del virus.

Este tipo de pruebas han sido determinantes para comprobar la evolución de la pandemia cuando no había ni tiempo ni medios suficientes para realizar pruebas PCR masivas, y aunque aún se utilizan si no hay posibilidad de PCR, esta última es más fiable para la realización de un diagnóstico.

Solo en laboratorios

Existe otro tipo de test, también serológico, consistente en una analítica sanguínea. Se trata de un análisis al uso en el que se buscan los anticuerpos. La sangre se extrae vía intravenosa y se le aplican técnicas de detección ELISA o CLIA en laboratorio. Su sensibilidad es alta, más que los test rápidos pero menos que las pruebas PCR, aunque los resultados se pueden conocer más rápidamente que estas últimas. En unos 40 minutos.

Actualmente, las pruebas de diagnóstico no pueden dispensarse en farmacia ni se permite su venta al público en general. Además, la realización de estas pruebas solo puede llevarse a cabo en los laboratorios clínicos, limitándose a aquellos casos que se ajusten a criterios establecidos por la autoridad competente, previa prescripción facultativa.

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios