Sociedad

El Gobierno quiere prevenir el consumo de alcohol desde la escuela

  • La responsable del Plan Nacional sobre Drogas, Nuria Espí, defiende una asignatura sobre hábitos saludables desde los seis años · Las comunidades dan la voz de alerta sobre un consumo creciente

La delegada del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Nuria Espí, defendió ayer una asignatura específica sobre hábitos de conducta saludable desde los seis años (primer curso de primaria), acordada con el Ministerio de Educación, que sirva para la prevención del consumo de alcohol entre menores.

La nueva actitud ante el alcohol no vendrá de las generaciones anteriores, sino de las que se están formando hoy, con un cambio de mentalidad como ocurre ya con los menores que dicen a sus padres que no fumen, explicó Espí en el encuentro Alcohol y menores de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

La delegada dio la "voz de alerta" al repasar datos "intolerables" como que el 73% de los estudiantes de entre 14 y 18 años habían bebido alcohol alguna vez en los doce meses anteriores a una encuesta de 2008.

Señaló que "no se están cumpliendo la mayoría de las leyes autonómicas en control de la venta", así que ha pedido "repensar los marcos normativos".

La subdirectora general de Salud Pública de Cantabria, Eugenia López Delgado, admitió que hacer cumplir la ley "no es fácil", por ejemplo en la publicidad. De este modo, reclamó como "imprescindible" una legislación reguladora nacional, con margen de desarrollo autonómico. Una idea compartida por el responsable de Fomento de Estilos de Vida Saludable de Galicia, Jorge Suances.

López Delgado pidió también una subida de precios y una asignatura específica y obligatoria de prevención.

La directora de Servicios Sociales y Drogodependencia de Andalucía, María Gómez, explicó que hay lugares donde la policía local tiene "serias dificultades" para controlar la venta, así que ha pedido una mayor sensibilización social a los ciudadanos y que denuncien los establecimientos donde se suministra alcohol a menores. Sobre la necesidad de una ley estatal, ha dudado de que solucionase el problema de la prevención.

El comisionado para la Droga de Castilla y León, Fernando Martínez González, dijo que la sociedad no está preparada para una legislación de este tipo. Es decir, hay una "impunidad total" para la venta y el consumo por menores, pues no se puede poner un policía en cada rincón. Por tando, defendió crear una "base social" propensa a las reformas legales como ha ocurrido con el tabaco.

Espí admitió que ha "fallado" la prevención, pero que nose puede afirmar alegremente que todo lo que se ha hecho hasta ahora ha sido en balde.

Las campañas, indicó, deben basarse en la coordinación y el consenso de todos los agentes implicados, como las ONG, consumidores y productores, con iniciativas propias de éstos para un consumo responsable.

Decir simplemente "no bebas" es como tirar el dinero, hay que incidir más en las pautas de consumo, agregó.

La delegada indicó, además, que las campañas sobre alcohol no pueden ser iguales a las del tabaquismo porque no se ve a "ninguna" sociedad científica ni a médicos que vinculen continuamente muertes y enfermedades con el hábito de beber, una costumbre que tiene un arraigo cultural y mantiene un sector productivo que es muy "importante" en España.

Entre otros datos significativos aportados en el encuentro por las comunidades autónomas, se cita que en torno a un 25% de niños andaluces de entre 11 y 14 años ha consumido alcohol. Otro es que el 80% de los jóvenes cántabros de 18 a 25 años que acuden a urgencias por cuestión de drogas también lo han ingerido; o que entre un 25 y un 50% de mujeres sigue bebiendo durante el embarazo en Cataluña.

Sin embargo, la práctica del botellón ha bajado de un 37 a un 33% en el País Vasco en cuatro años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios