Xerez CD

"Da igual jugar bien, hay que ganar"

  • Mendoza exculpa a Merino de la última derrota: "La gente no debe tomarla con él, somos veintitantos profesionales"

Al margen de todo lo que acontece entorno al equipo, Juan Merino y los suyos completaron ayer la segunda sesión de la semana, un entreno en el que no estuvieron los lesionados Gerard y Campano ni tampoco Jesús Mendoza, que con una pequeña sobrecarga en el aductor optó por no ejercirtarse junto al resto de compañeros.

El capitán, no obstante, confía en poder estar el próximo sábado ante el Numancia, toda vez que con la baja por sanción de Raúl Cámara y la lesión de Campano el técnico sólo cuenta con dos laterales, el propio Mendoza, que tendrá que actuar por la derecha, y Raúl Llorente.

Lo extraño es que en la sesión matinal de ayer no hubiese ningún lateral del filial por lo que pueda ocurrir. Sí estuvieron el central Fernández y el delantero Juan Rosillo.

La nota positiva la protagonizó Rafa Barber, que parece haberse recuperado de sus problemas de espalda pues ayer completó con normalidad la sesión.

Pero el protagonista de la mañana fue Jesús Mendoza, no solamente por su ausencia en el entrenamiento, sino porque recibirá el sábado la Insignia de Oro y Brillantes de la entidad tras alcanzar los 400 partidos entre Liga y Copa. A este respecto, el jerezano indicó que "para mí es un orgullo bastante grande" y reconoció que unirse a este grupo, donde sólo están Ravelo y Vicente Moreno, "es todo un honor".

El del Chicle aseguró además que su objetivo es "poder superar la cifra de Vicente Moreno, pero nunca se sabe". Asimismo, aseguró que su ilusión es contar "con más jugadores de la casa en la primera plantilla. Yo he tenido continuidad y suerte pero ha habido muchos compañeros que de la tierra que no han tenido esa fortuna, por eso espero que pronto haya más jugadores de Jerez".

El capitán se refirió también al tema meramente deportivo. Igual que otros compañeros defendió el trabajo de Juan Merino al que exculpó de la última derrota. "Juan está haciendo un buen trabajo y creo que la gente no debe tomarla con él porque somos veintitantos profesionales que también debemos dar el callo. Con la imagen del primer tiempo Juan no tiene nada que ver porque no dimos dos toques y estuvimos apáticos. Aunque el míster no tenga experiencia tiene bastantes conocimientos y hay que hacer que se sienta arropado y querido para que durante la semana trabaje tranquilo".

"Nosotros somos los primeros que queremos tirar para arriba, pero para ello debemos poner de nuestra parte. El club está en una situación delicada y hay que dar la cara. Espero que ante el Numancia ganemos", continuó.

Y es que para Mendoza todo es cuestión de "ganar un partido. Ahora da igual jugar bien o mal, necesitamos ganar para que todo se tranquilice. Llevamos sólo 12 partidos y no debemos que alarmarnos pero debemos ganar lo antes posible".

En lo que respecta al Numancia, el conjunto de Pablo Machín regresó ayer al trabajo con la ausencia del internacional venezolano Julio Álvarez. El mediocentro será baja el sábado en Chapín tras haber sido convocado por la Vinotinto. Tampoco saltó al césped el ex xerecista Javi del Pino, que arrastra una pubalgia que le impide entrenar con normalidad. De momento, el madrileño es duda para el encuentro en Jerez, si bien todo hace indicar que su presencia en Chapín se antoja complicada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios