Xerez DFC

La amarga queja de José Pérez Herrera

  • El técnico del Xerez DFC reflexiona en voz alta, medita y lanza "un mensaje a todo el xerecismo: muchas veces nos centramos en los aspectos negativos y no disfrutamos del proceso"

  • Lamenta que se haya puesto el foco "en las salidas de algunos jugadores, que todos los años se dan" en lugar de la "gran capacidad de reacción que ha tenido el club para responder a dos bajas inesperadas"

José Pérez Herrera, técnico del Xerez Deportivo FC.

José Pérez Herrera, técnico del Xerez Deportivo FC. / Miguel Ángel González

El José Pérez Herrera más firme desde su llegada al Xerez Deportivo FC hace temporada y media emergió durante la presentación de Urtzi Iriondo y Gonzalo Poley para lamentar que en los últimos días se haya puesto más el foco en las salidas de varios jugadores y menos en la llegada de los nuevos refuerzos, defendiendo la capacidad de gestión del club y la celeridad con la que se ha actuado para cubrir esas dos posiciones.

El técnico aseguró que "muchas veces nos centramos en aspectos negativos y no disfrutamos del camino o del proceso" y pidió que todos arrimen el hombro para conseguir los retos que se han propuesto tanto a corto como a largo plazo.

Pérez Herrera azulino comentó que "estar un mes sin jugar hace que salgan otros temas y aspectos que son menos deportivos". De seguido, aseguró que "me gustaría lanzar un mensaje a todo lo que es el xerecismo y el entorno, es una sensación que tengo y que quiero compartir. Creo que estamos en un club del que debemos estar orgullosos, un club joven que hace sólo cinco meses consiguió un ascenso muy importante, que estamos en una Segunda B que nos hace ser a día de hoy el primer equipo de la ciudad y que estamos en una posición bastante buena, en una zona tranquila. Y sin embargo, muchas veces nos centramos en aspectos negativos y eso conlleva a no disfrutar del camino, del proceso".

El técnico añadió que "hay muchas cosas positivas, desde fuera nos ven como un club que está en pleno crecimiento. Y hablar a lo mejor de salidas de jugadores, que todos los años se dan... Nos desgastamos demasiado en hablar de lo negativo y no le damos valor a las cosas positivas que tiene este club. Yo estoy muy orgulloso de estar en el Xerez Deportivo, es una apuesta que hice en su día, estoy muy contento y ojalá nos llevemos muchos años compartiendo temporadas y éxitos, pero lo que está claro es que tengo esa sensación y me gustaría compartirla con todo el xerecismo, que disfrutemos del proceso. Este club es relativamente joven, se han conseguido muchas cosas y además viene de una pequeña crisis motivada por el COVID, y había una deuda que se está solventando y también tenemos que sentirnos satisfechos porque es un club que está al día con su plantilla. Estamos viendo clubes, además con nombre, peso e historia, que tiene problemas económicos y nosotros somos un club que está cumpliendo con su plantilla".

Así que "creo que hay muchas cosas positivas para que todos, directiva, plantilla, técnicos, socios... disfrutemos de eso, destacar todo lo positivo que tenemos. Evidentemente hay cosas que podemos mejorar y cosas negativas de las que hay que dar la noticia, pero no rumiar esa negatividad, porque no nos hace bien y no nos lo merecemos. Tenemos que seguir mirando el futuro con ambición e ilusión y desde la positividad se consiguen más cosas que si nos anclamos en esa negatividad constante".

También rompió una lanza por sus colaboradores porque "el club ha demostrado una gran capacidad de reacción ante dos bajas que han sido inesperadas; han sido decisiones personales y unilaterales de querer salir y en un corto plazo de tiempo el club ha tenido la capacidad de responder a esas bajas con dos altas en un margen muy corto de tiempo, y además dos jugadores con un bagaje en Segunda B e incluso superior categoría y en una edad de madurez casi plena. Eso demuestra la capacidad de reacción que tiene el club ante conflictos inesperados. Sin embargo, no se habla de Urtzi o de Poley ni disfrutamos de eso; ahora queremos otro fichaje más y no disfrutamos de las llegadas de ambos. Está claro que seguimos trabajando, mejorar siempre queremos y sí nos gustaría reforzar la zona del ataque, pero no porque sea una necesidad urgente o imperiosa; la necesidad surgió cuando coincidieron las bajas de Darío y de Máyor prácticamente a la vez. A día de hoy están perfectamente para competir y es un puesto cubierto y no podemos precipitarnos en querer firmar un delantero, hay que tener calma".

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios