Andalucía

Desprendimientos y corrimientos de tierra en Málaga por el temporal

  • 23 viviendas tuvieron que ser desalojadas en Manilva · Las playas de Cádiz no estarán listas para Semana Santa · Zapatero y Griñán analizan hoy la situación

Málaga fue ayer la provincia que más sufrió las consecuencias del temporal. 23 viviendas tuvieron que ser desalojadas en Manilva debido a los desprendimientos y corrimientos de tierra causados por las fuertes lluvias del fin de semana, que provocaron el hundimiento de terrazas y la caída de techos. En Estepona, 43 familias continuaban ayer aisladas al ceder la calzada de varios caminos rurales. Y en Casarabonela, algunas viviendas resultaron afectadas al desprenderse sobre ella buena parte de una ladera. Sólo hubo que lamentar daños materiales en los inmuebles.

De las 23 casas afectadas en Manilva, una docena pertenecen a la urbanización Monteviñas y el resto a Las Higueras. El Ayuntamiento de la localidad ha cifrado en 4.800.000 euros los daños ocasionados en las fincas. Las de Monteviñas corren riesgo de derrumbe, ya que se desliza "una lengua de tierra de 800 metros a tres centímetros por hora" que afecta a las terrazas y a la carretera de la zona, según explicó la alcaldesa, Antonia Muñoz (IU).

La situación se agravaría en caso de que vuelvan las lluvias, lo que no está descartado, porque se acentuarían los desprendimientos. La carretera que bordea el río Manilva y que da acceso al polígono industrial está cortada, ya que uno de los carriles ha desaparecido bajo el agua.

Mientras tanto, en Estepona, hay cerrados al tráfico "más de 50 kilómetros" de caminos rurales. El Ayuntamiento ha cuantificado en 2.100.000 euros los daños ocasionados por el temporal. De ellos, 600.000 los que corresponden a los desperfectos de las playas.

Precisamente, el litoral gaditano no estará listo para las vacaciones de Semana Santa. Al menos, la Demarcación de Costas es muy pesimista y no se atreve a garantizar que estén totalmente recuperadas para esas fechas pese a destinar 1,4 millones de euros a los trabajos más urgentes de reparación de los arenales e infraestructuras. "Las condiciones meteorológicas no van a permitir actuaciones continuadas de las obras previstas en las playas, ya que la época de temporales dura, teóricamente, hasta mediados de abril", explicó la Demarcación de Costas en un comunicado.

Con todo, y aunque ayer sólo se refirió a la provincia de Cádiz, esta es la filosofía que aplicará el Ministerio de Medio Ambiente a toda la costa andaluza perjudicada por las fuertes lluvias, el viento y el oleaje. Es muy complicado que las playas de la comunidad autónoma estén en óptimas condiciones para el turismo en las fechas festivas de la Semana Santa.

Este problema ocupará buena parte del tiempo en la reunión que hoy celebran al más alto nivel el Gobierno y la Junta. José Luis Rodríguez Zapatero y José Antonio Griñán presiden en La Moncloa un encuentro entre representantes de ambas administraciones para adoptar medidas conjuntas con las que paliar los estragos causados por el temporal en Andalucía y las ayudas a los damnificados.

Rodríguez Zapatero estará acompañado por los ministros de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba; Fomento, José Blanco; Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián; y Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa. Por parte del Gobierno autonómico, además de su presidente, estarán presentes en esta reunión los consejeros de Presidencia, Antonio Ávila; de Gobernación, Luis Pizarro; de Obras Públicas y Transportes, Rosa Aguilar; de Agricultura y Pesca, Clara Aguilera, y de Medio Ambiente, Cinta Castillo.

Las comunicaciones también sufrieron en la jornada de ayer, hasta el punto de que el temporal obligó a cortar la línea ferroviaria Jaén-Espeluy, en Jaén, y Bobadilla-Granada, en Málaga.

El corte de la línea ferroviaria de ancho convencional Jaén-Espeluy se debió al deslizamiento de un terraplén, que sirve de sujeción a la infraestructura ferroviaria. A partir de ese momento y tras ser evaluados los daños, técnicos de ADIF iniciaron la reparación de la infraestructura afectada, cuyos trabajos estaba previsto que se prolongaran hasta las 6:00 de hoy. Renfe dispuso un plan alternativo de transporte para garantizar el servicio a los viajeros de los trenes con origen y destino en Jaén.

ADIF trabajaba también en el restablecimiento de la línea férrea de ancho convencional Bobadilla-Granada después de que quedase cortada entre las estaciones de Antequera y Archidona, en la provincia de Málaga, como consecuencia del descarrilo del primer bogie de la locomotora de un tren de balasto empleado en labores de mantenimiento de infraestructura, por causas que se desconocen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios