Andalucía

Detienen a un joven que conducía sin permiso y ebrio un coche robado

  • Varios vecinos alertaron a la Policía Local de que un individuo estaba conduciendo a gran velocidad por calle Gerona

La Policía Local detuvo a un joven de 24 años como presunto autor de los delitos de robo de vehículo, así como de otros tres contra la seguridad vial: conducir sin permiso, con temeridad manifiesta, y, además, hacerlo bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 31 de agosto sobre las 22.30 cuando en las dependencias de la Policía Local se recibieron varias llamadas de ciudadanos que informaban de que un individuo estaba conduciendo a gran velocidad y de forma negligente por calle Gerona, con el consiguiente peligro para los viandantes y resto de usuarios de la vía.

Los agentes se personaron de inmediato en el lugar de los hechos y localizaron el vehículo en calle Zúñiga, saliendo por calle Gerona, dirección plaza Cruz Humilladero, derrapando la rueda y sin respetar la prioridad de paso, por lo que los agentes activaron los dispositivos acústicos y luminosos y siguieron al vehículo para que el conductor se detuviese.

Sin embargo, según informaron desde la Policía Local en un comunicado, lejos de detenerse el individuo siguió a gran velocidad por las calles Asalto y Lucientes, realizando continuos derrapes y sin respetar la prioridad de paso de otros vehículos, que, en algunos casos, se vieron obligados a frenar bruscamente, e incluso invadir el acerado, para evitar una colisión.

Finalmente, al girar desde calle Lucientes hacia calle Zúñiga, el individuo volvió a derrapar pero perdió el control y colisionó contra unas balizas delimitadoras del espacio reservado a los contenedores de basura colocados en el lugar, causando daños al vehículo.

El individuo se bajó apresuradamente por la ventanilla de la puerta del copiloto, huyó corriendo y fue interceptado unos metros más adelante por los policías locales, que identificaron al individuo y comprobaron que carecía de permiso de conducir y que presentaba síntomas "inequívocos" de encontrarse bajo los efectos del alcohol.

Además, realizaron una inspección ocular al coche accidentado y observaron cómo la puerta del copiloto había sido forzada, presentando el marco doblado, así como que el vehículo tenía hecho el puente eléctrico.

El individuo fue detenido y trasladado a dependencias policiales, donde se le realizó la correspondiente prueba de alcoholemia dando positivo, y siendo posteriormente puesto a disposición judicial. Mientras tanto, los agentes localizaron al propietario del vehículo, que lo había dejado perfectamente cerrado y estacionado en calle Fernández Fermina, lugar en el que fue sustraído.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios