Andalucía

La sombra de Martín Serón no se disipa en Alhaurín el Grande a un año de su dimisión

  • La figura del ex alcalde sigue en el epicentro de las turbulencias políticas del municipio malagueño

Juan Martín Serón se retiró de la vida política hace apenas un año tras 16 al frente de la Alcaldía de Alhaurín el Grande. Período brevemente interrumpido por su condena por un delito de cohecho, que lo inhabilitaba para el cargo de regidor durante un ejercicio completo entre 2013 y 2014. Pero su sombra aún sigue planeando sobre el municipio. Hasta el punto de que en la moción de censura presentada por la oposición esta misma semana contra el equipo de gobierno del partido que él mismo fundó para las pasadas elecciones (Por Alhaurín) se menciona su persona, a la sentencia firme que lo inhabilitó y a su manera de hacer política como principal motivación para que todos los grupos municipales se hayan unido en la causa.

El texto de la moción presentada por PSOE, Alternativa Socialista Alhaurina (Asalh), IU y PP aluden a un acuerdo "más allá de las siglas y de los intereses de cada grupo". La combinación ideológica es de lo más dispar, pero lo que prima es "un sentido de la responsabilidad política que justamente falta al actual gobierno". Si todo sale según lo previsto, la próxima alcaldesa de Alhaurín el Grande será Teresa Sánchez, de IU.

Para un municipio de cerca de 25.000 habitantes como Alhaurín el Grande, el escenario político ha resultado turbulento. Para comprenderlo hay que remontarse a Martín Serón. Empezó en 1995 como concejal del PP en la oposición. Y cuando el alcalde independiente José Ortega encabezó la lista popular en 1999, él fundó su propio partido independiente, Colectivo Alhaurino Democrático. Obtuvo tres ediles y pactó con el PSOE para formar un gobierno que en pocos meses saltó por los aires porque él mismo se unió al PP con una moción de censura contra los socialistas, que lo llevó a la Alcaldía.

Ahí se mantuvo, con mayorías absolutas. Incluso después de su imputación en el caso Troya por cohecho, el pueblo de Alhaurín siguió confiando en él -hasta reunieron el dinero para la fianza cuando fue detenido-. Martín Serón regresó de su inhabilitación, se marchó del PP y siguió ejerciendo de alcalde en el grupo mixto. Con sus ediles creó Por Alhaurín, con el que en 2015 se quedó a un concejal para revalidar sus mayorías absolutas. La estabilidad parecía garantizada, pero la sombra de una moción de censura apareció hace un año y optó por dar finalizada su carrera política a cambio de que el PP garantizase la gobernabilidad. El pasado miércoles de nuevo la estabilidad se tambaleó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios