Andalucía

El PP arremete contra Ciudadanos por llevar a la ciudad al "caos y el desgobierno"

La eterna sonrisa del Ayuntamiento de Granada se torció ayer, y el gesto dulce que ha acompañado durante todos estos días a la candidata a la Alcaldía por el PP, Rocío Díaz, se tornó ayer agresivo, desgarrador y provocativo. Pareciera que no hablara ella, que siguiera un guión escrito por el aparato del partido, movido por el enfado tras la pérdida de la Alcaldía.

El primer dardo envenenado hacia el grupo municipal de Ciudadanos lo lanzó el alcalde en funciones, Juan García Montero, que recurrió a una cita de Ángel Ganivet que sigue así: "En cualquier cambio que quiera introducirse en una ciudad o en una nación, hay un pretexto para que se libren varias batallas, y la más recia la sostienen siempre los partidarios de lo viejo y los partidarios de lo nuevo. Los unos y los otros, desde sus puntos de vista, llevan la razón y ganan o pierden según sopla el viento; y muchas veces pierden ambos y gana el grupo que no pelea, el de los zurcidores de voluntades, pasteleros, transigentes y contemporizadores".

Menos sutil fue la ya concejal en la oposición, Rocío Díaz, que tachó lo sucedido ayer como "quiebra flagrante de la voluntad de los granadinos y gran fraude democrático", pese a que la confluencia de los grupos de la oposición es una práctica democrática... al margen de que le guste más o menos a los partidos. "Hoy no han decidido los granadinos, ha imperado la voluntad arbitraria de los despachos. El alcalde no es el más votado, es el de la alfombra roja, el del pacto de las poltronas", dijo, y lamentó la alianza entre la segunda, la tercera, la cuarta y la quinta fuerza política para desplazar a la lista más votada, pese a que juntos suman más de 64.000 votos, frente a los 39.000 del PP.

En un tono revestido de acusación, recelo y amenaza dijo que este gobierno tendrá consecuencias para los proyectos de la ciudad, y que votar junto a la "izquierda antistema y separatista le pasará factura a Ciudadanos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios