Andalucía

Satisfacción con matices por el anuncio de una conferencia de presidentes

  • El PSOE critica que Rajoy haya tardado ocho meses en tener "agenda o voluntad"

El portavoz del Grupo Socialista en el Parlamento andaluz, Francisco Álvarez de la Chica, criticó ayer que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, haya tardado ocho meses en tener disponible "agenda o voluntad" para reunir a los presidentes autonómicos en la Conferencia de Presidentes. Así se pronunció De la Chica en una rueda de prensa después de que el líder del Ejecutivo anunciara el lunes en una entrevista a Televisión Española que convocará la reunión con los dirigentes de las comunidades autónomas, fechada ayer en el 2 de octubre. Para el dirigente socialista, ese periodo es demasiado dilatado. "No sabemos si el diván de La Moncloa es demasiado cómodo", apostilló.

El Gobierno andaluz por su parte valoró el anuncio de Rajoy. "Nunca es tarde si la dicha es buena", manifestó el portavoz del Ejecutivo andaluz, Miguel Ángel Vázquez, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno.

Vázquez apuntó que esa Conferencia de Presidentes, que ha sido reclamada en reiteradas ocasiones por el jefe del Ejecutivo andaluz, José Antonio Griñán, llega "tarde", pero hay que darle la enhorabuena a esta convocatoria, si es que "realmente se produce".

El presidente del Parlamento andaluz, Manuel Gracia, también se pronunció y consideró "imprescindible" que se abra un diálogo sincero para garantizar un trato igualitario a todos los ciudadanos, independientemente de donde vivan. Asimismo, Gracia subrayó que la Conferencia de Presidentes tendría que haber sido convocada "hace ya un tiempo" por Rajoy, "a motu propio", y no por una petición que le hizo el presidente de la Junta, José Antonio Griñán. No obstante, expresó que si este encuentro resulta "un éxito", Rajoy se habrá "apuntado un tanto, que también será un tanto de España".

De otro lado, el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo (PP), dijo sobre el "llamamiento de Griñán para movilizarse" en contra de la política económica del Gobierno central, que no resiste la menor discusión que la situación actual de Andalucía es responsabilidad de los sucesivos gobiernos socialistas desde la autonomía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios